El gobierno dotó de alimentos a los marchistas indígenas durante su recorrido de Beni a Santa Cruz. (Foto: Archivo)

ABI/Ahora EL PUEBLO digital/

La mañana de este lunes, representantes de los marchistas indígenas—afines a Luis Fernando Camacho—, que arribaron a la ciudad de Santa Cruz, rechazaron la presencia de la comisión gubernamental para instalar la mesa de diálogo y avanzar en la atención a sus demandas, denunció este lunes el viceministro de Seguridad Ciudadana, Roberto Ríos.

«Llama mucho la atención la manera en que se mueve la marcha, desde el principio se les ha pedido conocer su pliego petitorio, hasta la fecha no lo conocemos, hemos aceptado el día jueves hacer un cuarto intermedio, el día de hoy estamos acá presentes, mostrando la voluntad que tiene el Gobierno de dialogar», indicó.

Delegados de la movilización, rechazaron a las autoridades gubernamentales, argumentando que no contaban con una acreditación oficial, situación que llamó la atención del Viceministro de Coordinación con Movimientos Sociales.

«Hay alguna diferencia y alguna discusión interna al interior de ellos; y nosotros, como siempre, somos pacientes y tolerantes, esperemos que resuelvan, porque la verdad creo que hay una parte que no quiere dialogar y hay otra parte que quiere dialogar, tendrían que ponerse de acuerdo entre ellos y en ese marco, nosotros esperaremos atentamente», manifestó.

Adelantó que se tramitará la acreditación respectiva para intentar, una vez más, instalar el diálogo con los marchistas. «Lo que nosotros estamos haciendo es la respectiva acreditación y por las condiciones esperamos podamos inmediatamente sentarnos con los hermanos de la marcha», señaló.