Marcial Fabricano pidió “mucha responsabilidad” a la población para frenar los contagios. (Repam Bolivia)

Jorge Castel / Bolivia Digital

Ya está en su casa junto a toda su familia, pero en unos siete días más debe hacerse un nuevo chequeo para confirmar su recuperación total. Tras haber derrotado al “bicho”, el exdirigente indígena Marcial Fabricano pidió “mucha responsabilidad” a la población para frenar los contagios, especialmente en el departamento del Beni, la región más golpeada por el virus.

Fabricano, el líder indígena que en 1990 participó de la histórica marcha en defensa del territorio de los pueblos del oriente, estuvo ingresado algo más de 20 días en el Centro Centinela de Trindad; llegó a requerir asistencia de oxígeno, pero no fue entubado.

“Gracias a Dios hemos vencido al coronavirus. Gracias por la solidaridad de toda la gente amiga de Bolivia y más allá de las fronteras. La verdad, fue una prueba bastante dura y muy fea vivir una crisis de salud de algo raro y desconocido”, relató Fabricano al periódico Bolivia.

Originario de San Lorenzo de Moxos y con 66 años, lideró el movimiento indígena que llegó a La Paz tras una caminata que comenzó en Trinidad. En 2011, volvió a marchar contra la construcción de la carretera por el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS).

“Esto lo consume a uno, lo más crítico fue cuando me sacaron la prueba, te meten esa cosa hasta el fondo de la nariz (hisopo), ya definitivamente estaba mal”, señaló.

Sin embargo, el líder indígena no se resignó ante su crítica situación y señaló que la mejor decisión fue “aceptarlo con responsabilidad para lograr atacar a este bicho”.

“Le pido a la población que haga el esfuerzo de acatar las normas, lo que nos arruina en Bolivia son los juntes, no hay que fallar las instrucciones que nos dan, les digo porque fue una experiencia muy crítica”, insistió.