DEP 15 - FOTO 1 - WILSON

 

La Paz | Redacción

Wilson Martínez presentó ayer su renuncia irrevocable al cargo de presidente de San José. El dirigente señaló que dejó la entidad con una deuda que supera los dos millones de dólares.

El extitular contó que da un paso al costado por motivos personales y familiares. “Estoy cansado de los insultos hacia mi persona y mi familia, para evitar esta situación decidí irme, aunque siempre con la intención de colaborar en lo que pueda”, indicó.

El dirigente estuvo al frente del equipo orureño durante dos años y ochos meses, tiempo en el que logró un título.

“La situación económica de la institución es complicada. Estamos dejando con cuatro meses de sueldos a los jugadores que llega a 700 mil dólares y una deuda por diferentes motivos que supera el millón de dólares y otras, pero también dejando con un colchón de 650 mil dólares”, afirmó, sin detallar los conceptos excepto los salarios de los futbolistas.

GARCÍA, NUEVO PRESIDENTE

En la reunión de los socios se elegió a Carlos García, un empresario orureño identificado con el equipo de la ‘V’ azulada, como nuevo presidente. Lo acompañarán en la directiva Fernando Molina como responsable de marketing y Juan José Rodríguez, en jurídica.

“Como orureño no puedo dejar que mi club pase por momentos difíciles. Haremos todos los esfuerzos para sacarlo del mal momento que vive. Es un trabajo de todos los hinchas de San José”, señaló el nuevo mandamás santo.

García se reunirá en las próximas horas con los jugadores para analizar sus contratos y ver la posibilididad de llegar a un acuerdo a fin de ponerse al día en los sueldos.