En las movilizaciones de octubre y noviembre se evidenció que Raúl García encabezaba las marchas de los sectores afines a Evo Morales.

Eliana Uchani / Bolivia Digital

El Movimiento al Socialismo (MAS) acusó a Raúl García Linera, hermano del exvicepresidente Álvaro García Linera, de promover las movilizaciones violentas que se produjeron el pasado jueves en varias regiones del país, ante la ampliación de la cuarentena por el ascenso de casos de COVID-19.

El jefe de Bancada de Senadores del MAS, Efraín Chambi, dijo que el aludido forma parte de una corriente comunista radical que no comulga con los principios de ese partido.

“Queremos denunciar públicamente que hay actores de la extrema izquierda comunista como Raúl García Linera que lamentablemente se ha estado dedicando en los últimos tiempos a incitar y utilizar a algunas personas en el país, lo que no representa al MAS”, anunció el senador en entrevista con radio Panamericana.

Al respecto, la diputada del MAS Clery Vargas manifestó que existen grupos radicales en la organización política que tienen nexos con el hermano del exvicepresidente y que es posible que ellos estén ocasionando los conflictos de la semana pasada.

Aseguró que los miembros de ese partido están acatando la cuarentena dispuesta por el Gobierno, aunque indicó que muchas familias de escasos recursos ya no cuentan con recursos económicos para adquirir los productos de la canasta familiar.

Disturbios

Chambi se refirió a las movilizaciones que acompañaron a la sesión de la Cámara de Senadores del pasado jueves, donde se sancionó la norma que obliga al Tribunal Supremo Electoral a realizar las elecciones presidenciales como máximo hasta el domingo 2 de agosto.

Esa misma noche se produjeron disturbios en la ciudad de El Alto, un grupo de personas bloquearon la avenida 6 de Marzo a la altura de la extranca de Senkata, donde un bus del servicio público municipal, que trasladaba personal de salud, fue apedreado. Otro punto de conflicto se presentó en el camino a Laja  para bloquear el tránsito de vehículos. Ambos bandos rechazaron la ampliación de la cuarentena y exigían elecciones lo antes posible.

De forma paralela, en la localidad de Yapacaní, de Santa Cruz, un grupo de personas atacó la estación policial, sustrajeron 27 motocicletas que fueron retenidas durante la cuarentena. Mientras, en ciudades del país se escucharon cacerolas y petardos con las mismas demandas.

El senador del MAS insistió en su acusación y advirtió que «si se observan las cuentas de este señor (Raúl García Linera) en las redes sociales, se podrán dar cuenta de estos temas». Aunque también apuntó a los activistas de Juntos y de Creemos, que según él, se han dedicado a cuestionar a la Asamblea Legislativa, con el fin de entorpecer la tranquilidad en el país.

Al respecto, el diputado de Unidad Demócrata (UD, Amilcar Barral dijo que existen otras personas que están interesadas en generar convulsión en el país, en este caso apuntó al expresidente Evo Morales, asilado en Argentina, y a los exministros de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, y de Justicia, Héctor Arce, refugiados en la residencia de México.

«Creo que existen grupos que están financiando estas movilizaciones, estoy seguro de que es a la cabeza de Evo Morales y la agente que se encuentra en la embajada de México, como Juan Ramón Quintana y Héctor Arce. Son los cerebros de todo esto y el que ejecuta es Raúl García por sus antecedentes», puntualizó.

Pidió a las autoridades del Gobierno que puedan investigar y dar con los responsables de estos hechos, porque están atentando contra la salud y la vida de la población.

El Wayna Bus fue apedreado por un grupo de personas que se movilizaron en el Distrito 14 de la ciudad de El Alto.

Otras amenazas

El dirigente de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb), Jacinto Herrera, amenazó al Gobierno con movilizaciones que deriven en acciones violentas si no se desarrollan las elecciones en los plazos establecidos en la norma promulgada por el Senado.

«El movimiento campesino no se hará responsable de las reacciones que pueda existir de nuestro pueblo si es que en los próximos meses no se desarrollan las elecciones generales», advirtió el dirigente campesino.

Además, convocó a los magistrados del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) a que tomen una decisión conforme a la norma, ante la presentación de un recurso legal por parte del Gobierno para la nulidad de la Ley.