Parte del gabinete que armó el gobierno de facto de Jeanine Añez. (Foto: Archivo)

• Romina Montoya /

Parlamentarios del Movimiento Al Socialismo (MAS) afirman que en el gobierno de facto de Jeanine Añez se lotearon altos cargos dentro del Estado y piden que Samuel Doria Medina sea incorporado dentro del proceso de investigación que sigue el Ministerio Público.

El senador Leonardo Loza dijo que el gobierno de facto tenía todo cuoteado, repartido e inclusive vendido a Samuel Doria Medina, Carlos Mesa y el propio Luis Fernando Camacho, quienes despedazaron el país con hechos de corrupción.

Descalificó las aseveraciones del diputado de Creemos Erwin Bazán, quien negó que Luis Fernando Camacho haya sido parte del gobierno golpista de Añez. Loza le recordó que Jerjes Justiniano fue recomendado por el excívico cruceño.

“No somos ciegos ni sordos, hemos sido testigos de cómo el gobierno de facto se ha repartido los cargos, ahora que algunas autoridades cínicamente nos vengan a negar esa realidad, es inconcebible; se han repartido el país y ahora pretenden esconder la mano”, aseguró.

El legislador además espera que todas las personas que formaron parte del gobierno de transición sean investigadas.

Su par en el legislativo Félix Ajpi manifestó que Doria Medina también debe ser investigado porque el señor Murillo formó parte de su partido político e inclusive habría participado en las reuniones que se llevaron a cabo en la Universidad Católica Boliviana con otros partidos opositores que gestaron el golpe de Estado juntamente con la Iglesia Católica.

“Doria Medina, Carlos Mesa, Jorge Quiroga, Waldo Albarracín y Luis Fernando Camacho son los que han propiciado esta tramoya para destrozar el país; y  negarse en este momento es una falta de lealtad entre los delincuentes que planificaron asaltar las arcas del Estado desde 2016”, puntualizó.

El diputado Sandro Ramírez señaló que pedirán a las instancias judiciales que el señor Doria Medina sea citado para declarar por su participación en el golpe de Estado de 2019 y que se esclarezcan todos los hechos irregulares en Bolivia.

“Todo el gabinete de la expresidenta Añez debe ser convocado a declarar para esclarecer la participación que tuvieron en cada uno los hechos de corrupción, la planificación para gestar convulsión en el país y el golpe de Estado, entre otros”, añadió.

Señaló que estos personajes deben dar la cara ante el pueblo boliviano para decir su verdad por todos los vejámenes durante el golpe de Estado y no tener el discurso de hacerse a los desentendidos, arguyendo que ahora no conocen a Arturo Murillo sólo para salvarse de las acusaciones que pesan en su contra.