Diputados de CC en puertas del TSE presentan su denuncia. (Foto: Erbol)

• Redacción Central/

Asambleístas del MAS cuestionaron a Comunidad Ciudadana por la denuncia que presentaron ante el Tribunal Supremo Electoral, pidiendo que se retire la sigla al MAS, pues consideran la medida como un show político y un uso desmedido de la demagogia.

El diputado Juan José Jáuregui, señaló que la denuncia presentada por CC ayer, evidencia un desconocimiento absoluto de la normativa y naturaleza de los delitos penales.

“Vemos estos posicionamientos demagógicos, emitidos por CC, que no quiere más que usar mecanismos ilegales para perjudicar al instrumento político de las organizaciones sociales”, señaló el parlamentario del MAS.

Jaúregui criticó a los parlamentarios opositores, pues la denuncia presentada “es la manifestación de la ignorancia con la que operan en relación a la presunta comisión de ilícitos”.

El parlamentario explicó que los delitos son cometidos por las personas y la responsabilidad de responder por ellos también debe ser personal, por lo tanto, es irrisorio pensar en que a partir de este delito se pueda involucrar y afectar a una organización política.

“Este es un show político de ese partido, para llamar la atención de la opinión pública, confundirla y manipularla, toda vez que la instancia electoral no puede ventilar una denuncia por un presunto delito penal, cuyas presuntas pruebas no fueron probadas en su veracidad”, señaló.

A su vez, el diputado Juanito Angulo, manifestó que CC aprovecha las circunstancias para “llevar agua a su molino” y ganar protagonismo en base a una denuncia falsa.

Aseguró que Comunidad Ciudadana no tiene moral para promover una denuncia contra el MAS, en base a una acusación que no fue probada, ya que el jefe de esa tienda política, Carlos Mesa, recibió un pago por su candidatura a vicepresidente de Gonzalo Sánchez de Lozada.

“CC no tiene moral, o en todo caso, los diputados de este partido deberían denunciar y pedir investigación contra el jefe de su partido”, manifestó.

En todo caso, tanto Angulo como Jaúregui dejaron en manos del Ministerio Público la investigación de cualquier denuncia sobre delitos, pues consideran que es en esta instancia que debe dilucidarse estas cuestiones y no ventilarse en el escenario político.