La Villa Sudamericana, de la ciudad de Cochabamba. Foto: El Día

Redacción central / Bolivia Digital

El ministro de Trabajo, Óscar Mercado, informó que en la madrugada de hoy un contingente de más de 200 ciudadanos bolivianos, que viven en Cochabamba, fueron alojados en la Villa Sudamericana debido a un aislamiento preventivo por probables contagios de coronavirus.

A estas personas se les brindó la correspondiente asistencia y se esperan los resultados epidemiológicos que permitan proseguir con los protocolos que están establecidos.

 “Se ha determinado, una vez verificada su situación epidemiológica, que a partir de mañana, de forma ordenada y previo llenado de un formulario de registro para evitar cualquier eventualidad, serán desalojados de la Villa Sudamericana y trasladados a sus respectivos domicilios, donde por precaución y siguiendo protocolos internacionales deberán guardar una cuarentena precautoria”, informó el Ministro de Trabajo.

La autoridad explicó que los compatriotas firmarán un documento en el que establecerán compromisos para no transitar, cumplir plenamente el tema de la cuarentena, evitar los contactos con sus familiares y anunciar cualquier síntoma que se presente en su salud.

El alojo de los ciudadanos cochabambinos fue mal entendido por algunas autoridades departamentales, que generaron susceptibilidad en los pobladores de la zona.

Vecinos de la Villa Sudamericana rodearon la infraestructura e impidieron la provisión de alimentos a las familias y personas que se encontraban en esas circunstancias.

Autoridades policiales y militares, encargadas del resguardo de los ciudadanos en cuarentena, dialogaron con los vecinos, les explicaron la situación y les hicieron comprender que se trata de una medida de precaución.

Luego del mediodía y después de las conversaciones se pudo proveer la alimentación necesaria y agua a los más de 200 compatriotas bolivianos que volvieron al país.

linkedin