Se contratarán profesionales de odontología, bioquímica, farmacia, enfermería y auxiliares en enfermería. Foto: Archivo

Bolivia Digital

El ministro de Defensa, Fernando López, en calidad de Ministro Interino de Salud, informó que se emitió la resolución ministerial que permite la contratación de más de 5.000 nuevos profesionales graduados de las carreras de medicina, odontología, bioquímica, farmacia, enfermería y auxiliares en enfermería, para luchar contra el COVID-19.

“Con esta resolución damos pie (a la contratación de nuestros) graduados porque hoy Bolivia necesita sangre nueva, valiente y convoco a todos aquellos profesionales nuevos de la medicina (y otros sectores de salud) a sumarse a la lucha contra el coronavirus, porque tendrán misiones tremendamente relevantes, no solo en capitales, sino en las provincias, que son las más necesitadas de profesionales», manifestó López.

Debido a la insuficiencia del personal de salud, en un artículo único se autoriza a la Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento (AISEM) a realizar todas las contrataciones con el financiamiento del Banco Mundial, previo cumplimiento de los requisito para ejercer el trabajo, además deberán ser pertenecientes a universidades afiliadas al Comité Ejecutivo de la Universidad Boliviana (CEUB).

“Nuestro país en estos momentos no tiene la cantidad de médicos como para cubrir estos contratos”, indicó la autoridad.

El Gobierno anteriormente entregó 7.381 contratos, de los cuales solo 1.715 están en servicio y 400 más lo harán en tres días, quedando 5.666 contratos libres que serán utilizadas por los graduados en medicina, los cuales percibirán un salario de Bs. 9.282.

Con esta determinación se pretende reforzar y apoyar a todo el personal de salud que se encuentra en primera línea en la lucha contra el COVID-19 a nivel nacional.