Un miembro de los equipos de respuesta rápida atiende a una mujer embarazada. (Foto: Ministerio de Salud y Deportes)

• Naira C. De la Zerda/

En lo que va del mes, 922 personas recibieron atención por parte de las brigadas médicas del Ministerio de Salud y Deportes que ingresaron a las zonas afectadas por los incendios forestales en el oriente boliviano.

Los equipos especializados de trabajadores en salud prestan auxilio a bomberos, voluntarios y soldados de las Fuerzas Armadas, también a personas de las varias poblaciones que sufren los efectos de los incendios.

Según el informe de la Unidad de Gestión de Riesgos, Emergencias y Desastres, en el municipio de Magdalena, en la comunidad Bella Vista, dos equipos de respuesta rápida compuesta por cuatro médicos atendieron entre el 5 y el 14 septiembre a 529 personas y una fue referida a un centro de salud.

En tanto que en el Parque Nacional Noel Kempff, municipio de San Ignacio de Velasco, se desplegó un equipo de respuesta rápida compuesto por dos médicos que atendieron a 66 personas. En el municipio de Roboré, las brigadas se desplazaron por las comunidades de San Lorenzo Viejo, Quitunquiña, Yororobá y Tobite donde atendieron a 327 personas, todas ellas del departamento de Santa Cruz.

En el municipio de Roboré y en esas cuatro comunidades las tres brigadas dispusieron 70 kilos de medicamentos, entre analgésicos, antibióticos y otros para ser entregados a los pobladores afectados por esos incendios.

Los equipos de respuesta rápida continuarán en esta región, tanto en el departamento de Beni como de Santa Cruz, hasta que los incendios sean controlados y extinguidos y los comités de Emergencia y el Viceministerio de Defensa Civil tomen las decisiones correspondientes.