Un adulto mayor recibe la Dosis de la Esperanza en un centro de vacunación masiva.

• Redacción Central /

El anuncio del presidente Luis Arce sobre la tercera dosis de la vacuna contra el Covid-19 a personas que tienen enfermedades de base y a mayores de 60 años fue recibido con alegría y esperanza por ambos grupos etarios.

“Realmente estábamos esperando una tercera dosis, en mayo recibimos las dos dosis y este refuerzo es bienvenido”, afirmó Aidé Espejo, de 66 años.

Vita Ampuero, 76 años.

Vita Ampuero Méndez, de 76 años, quien completó el esquema de vacunación con la dosis del laboratorio AstraZeneca el 13 de julio, coincidió en que es una decisión acertada del Gobierno, ella está plenamente habilitada para recibir la tercera dosis.

“Si es para la salud, es una buena decisión, si es necesario los que estamos en la tercera edad vamos a tener que hacernos colocar la tercera dosis”, dijo.

De la misma manera, Juan Carlos Manzaneda, de 63 años, aseveró que informándose sobre las vacunas, una tercera dosis ayudará a proteger a los adultos mayores.

“Con la tercera dosis se abre la posibilidad de volver a una normalidad, es una parte importante para evitar una cuarta ola y entrar a terapia intensiva, es una buena medida todo lo que suponga proteger al pueblo”, expresó Manzaneda, quien recibió en abril y mayo las dosis de Sinopharm.

Carlos Manzaneda, 63 años.

En el sondeo efectuado por Ahora El Pueblo, ningún adulto mayor rechazó la determinación de las autoridades sanitarias y del presidente Luis Arce.

De la misma forma, Freddy Buitrago, de 75 años, señaló que acudir por la tercera vacuna es una obligación de los adultos mayores

“Creo que es nomás factible combatir la pandemia, estoy vacunado y voy a acudir por la tercera (dosis), pese a que estoy medicado para evitar enfermarme, esto además es una obligación y es una buena medida”, manifestó.

Personas con enfermedades de base también explicaron que las dosis que se les administró de manera preferencial ayudó a muchos convalecientes a soportar la infección que provoca el virus y que hoy tener una vacuna de refuerzo es una bendición.

“Tengo 89 años, padezco del corazón, tengo diabetes y vencí el cáncer, y créame cuando le digo que la vacuna es una bendición, y otra dosis de refuerzo es más bendición que nos da el Gobierno”, declaró Mario Eduardo.

El ministro de Salud y Deportes, Jeyson Auza, desde Chuquisaca dijo ayer que después de hacer todas las gestiones necesarias, cálculos y revisar todos los artículos científicos, el Presidente anunció la ampliación de la vacunación con una tercera dosis para quienes tienen más de 60 años y las personas con una enfermedad de base, esto con el fin de precautelar la salud de esos grupos que en últimos días presentaron mayor mortalidad a causa del virus.

“Tenemos las dosis suficientes para estos grupos y a partir del lunes ya pueden asistir a los centros de vacunación. Estamos hablando de un poco más de un millón de personas”, señaló el titular de la cartera de Salud.

linkedin