Un encuentro de los presidentes de Bolivia, Luis Arce, y de Argentina, Alberto Fernández. (Foto: RRSS)

ABI / Bolivia Digital

El ministro de Relaciones Exteriores, Rogelio Mayta, indicó este miércoles que la llegada del canciller de Argentina, Felipe Solá, se da en el marco del restablecimiento de las relaciones bilaterales de Bolivia con el mundo, las cuales fueron interrumpidas por el golpe de Estado.

“Durante el gobierno de facto, las relaciones diplomáticas tuvieron momentos complicados, en algunos casos no fueron reconocidos por algunos países, pero esta labor se retoma”, afirmó.

Recordó que el martes, el presidente Luis Arce recibió las cartas credenciales de la embajadora de México en Bolivia, María Teresa Mercado, quien fue expulsada por el régimen de facto de Jeanine Añez.

Mayta destacó las reuniones con Efraín Guadarrama, director general de la Presidencia Pro Témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (PPT-Celac), con quien abordó temas de integración regional.

El Canciller, en entrevista en el programa 180, de radio Patria Nueva, resaltó la importancia de lograr la unidad regional para que se puedan enfrentar desafíos globales, como es el caso de la pandemia del Covid-19.