xxsoc-f2-lostiempos-clinicacubana

 

Redacción central – Edición impresa

El presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea, denunció que los miembros de la Misión Médica Cubana que atendían la clínica de Achumani destrozaron varios de los equipos que les fueron entregados para la atención de funcionarios VIP del gobierno de Evo Morales.

“Estos médicos cubanos tenían equipamiento moderno para atender a sus pacientes, sobre todo en la clínica de Achumani, pero lastimosamente estas personas destrozaron este instrumental, tenemos ecógrafos que están inutilizados, entre otros”, detalló.

Larrea señaló que este instrumental, destinado a la clínica de Achumani, era solamente para atender a autoridades de Gobierno, entre ellas el expresidente Evo Morales, algunos ministros y diputados del Movimiento al Socialismo (MAS), y que el ciudadano común no tenía acceso a ese recinto.

Dicho establecimiento contaba con un equipo de resonancia magnética, con tecnología más avanzada que un tomógrafo y que sirve para obtener imágenes del cuerpo y con el que se diagnostican varias dolencias, entre ellas el cáncer y afecciones cerebrales.

El presidente del Colegio Médico de La Paz recordó que también detectaron, mediante denuncias, que varios de estos médicos fraguaban sus listas de pacientes atendidos para cumplir los cupos que se les asignaba y que con ese objetivo destruían medicamentos que debían llegar a la población.

La Brigada Médica Cubana estaba integrada por 702 personas que abandonaron el país.