El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, en la presentación. (Foto: Ministerio de Economía)

• Milenka Parisaca

El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, presentó ayer la Memoria de la Economía Boliviana 2020, que evalúa las principales variables económicas correspondientes al régimen de Jeanine Añez, en la que se advierte un retroceso en los logros económicos y sociales alcanzados con el Modelo Económico Social Comunitario Productivo (MESCP).

“La administración anterior eliminó uno de los elementos fundamentales de la economía, como es la inversión pública; (además) la demanda interna en 2020 tuvo una incidencia negativa de 16,5 puntos porcentuales (pp), se volvió a priorizar el mercado externo, que es otro motor de la economía, nunca se lo ha negado, pero haber quitado el motor de la demanda interna fue un grave error”, dijo Montenegro, citado por un boletín institucional.

El informe elaborado por la Unidad de Análisis y Estudios Fiscales del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas detalla que en un contexto internacional adverso el desempeño de la economía boliviana fue severamente afectado no sólo por la irrupción de la pandemia del Covid-19, sino por las medidas implementadas por el gobierno de facto.

La ejecución de la inversión pública cayó en 52,7% en 2020, al pasar de $us 3.769 millones en 2019 a sólo $us 1.784 millones; la ejecución de muchos proyectos productivos y estratégicos quedaron paralizados y la economía se contrajo. Se produjo un quiebre en el avance del proceso de industrialización que se registraba en los casi catorce años.

La administración de la deuda pública fue deficiente, con un incremento excesivo en el saldo, principalmente de deuda interna. La deuda adquirida por la gestión de Añez se canalizó principalmente para financiar el gasto corriente, a diferencia del período 2006 (octubre 2019), cuando la deuda pública era destinada a la inversión pública.

linkedin