Así llegó el jugador argentino del Azulgrana para volver a la actividad en su club. (Foto: La Nación)

Barcelona / Infobae

La plantilla del Barcelona volvió este miércoles a la Ciudad Deportiva Joan Gamper para someterse a los pertinentes exámenes médicos del COVID-19 antes de iniciar los entrenamientos en solitario en los próximos días.

Fue la primera vez que los jugadores volvieron a pisar las instalaciones del club después de que se inició su cuarentena el 13 de marzo, tras confirmarse la suspensión del encuentro que tenía planificado contra Napoli en el Camp Nou por Champions League.

Los futbolistas, con Lionel Messi a la cabeza, arribaron en sus respectivos autos y respetando las normas de distanciamiento social que rigen en España.

El astro argentino llegó solo, una postal atípica porque era habitual que compartiera el viaje al entrenamiento con su amigo y atacante del Barcelona, el uruguayo Luis Suárez. Por mucho tiempo no se verán esas escenas a las cuales se habían acostumbrado los fanáticos que veían llegar a los jugadores latinoamericanos al entrenamiento. Las nuevas reglas que impone el coronavirus tampoco les permitiría compartir el mate, el compañero infaltable de Suárez.

Si bien dentro de sus vehículos no es obligatorio el uso de barbijos, a los que no lo llevaron el club se los facilitó al entrar al lugar. Dentro del procedimiento pautado para este miércoles, se les tomó la temperatura para descartar fiebre, hubo una extracción de sangre y de muestras tomadas desde las mucosas. Los resultados estarán en 48 horas.