Conferencia de prensa de la EAAF para denunciar el espionaje a las tres mujeres. (Foto: Página 12)

• Página 12 /

“Pidieron las sábanas de llamadas, los mensajes y los puntos de geolocalización entre nosotras”, remarcó Ana Lorena Delgadillo, directora de la Fundación para la Justicia. En el municipio norteño de San Fernando se hallaron restos de 196 personas, la mayoría migrantes, en 2011.

Antes que esclarecer una masacre ocurrida en San Fernando, un municipio del norteño estado mexicano de Tamaulipas en el que se hallaron restos de 196 personas en 2011, la extinta Procuraduría General de la República (PGR) hostigó y persiguió a quienes buscan esclarecer los hechos, denunció un grupo de organizaciones a las que pertenecen las mujeres espiadas.

Según la denuncia, durante la presidencia de Enrique Peña Nieto, la PGR investigó y espió a Mercedes Doretti, quien coordina los trabajos en México del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF); Ana Lorena Delgadillo, directora de la Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho (FJEDD); y Marcela Turati, periodista y cofundadora de Quinto Elemento Lab. En el marco de una investigación por “delincuencia organizada y secuestro”, la ya disuelta dependencia del gobierno federal habría tenido acceso a los teléfonos con los que se comunicaron y a la ubicación geográfica de las tres mujeres. Así indicarían copias del expediente que consiguió este año la FJEDD luego de una dilatada sentencia de la Corte Suprema y que fueron exhibidas en una conferencia de prensa que tuvo lugar el la capital mexicana.

“Es una investigación sobre la nada, porque no hay ningún delito que se cite en ese tomo. Es claramente una violación a la libertad de prensa, al derecho a la representación legal y a una investigación independiente”, expresó Doretti en la conferencia de prensa presencial y virtual, que contó con la participación de organizaciones como el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro (Prodh), la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de Derechos Humanos y Amnistía Internacional.

Al mando de la FJEDD, Ana Lorena Delgadillo intentó esclarecer la masacre de San Fernando a lo largo de la última década. Recién en mayo de este año, el equipo de la fundación obtuvo el tomo 221 de un expediente del que fueron recibiendo documentación a cuentagotas.

linkedin