Redacción central – Edición impresa

El director general de Migración, Marcel Rivas, informó ayer que esa entidad repatrió a más de 300 ciudadanos de Venezuela y Cuba que permanecían de manera ilegal en el país.

“Les garantizamos que son más de 300 ciudadanos tanto de Venezuela como de Cuba que no estaban cumpliendo la ley, que no estaban de manera regular en nuestro país”, manifestó a los periodistas, según la publicación de ABI.

La mayoría de los extranjeros se encontraban en la ciudad de La Paz.

Según la autoridad, el resultado se logró con operativos efectuados bajo dos factores, entre ellos el humanitario y el cumplimiento de la Ley de Migración.

“El último operativo lo hicimos el jueves, en el cual repatriamos alrededor de 35 ciudadanos venezolanos que estaban aquí en el país de manera irregular por más de siete meses”, enfatizó.

En criterio de Rivas, se presume que los extranjeros ingresaron al territorio nacional con propósitos diferentes al turismo o la búsqueda de trabajo y anunció que los operativos de control migratorio se intensificarán en el departamento central de Cochabamba.