El director nacional de Migración, Marcel Rivas. (Foto: CCB)

 

Bolivia Digital

La Dirección General de Migración ejecutará operativos junto con diferentes unidades de la Policía Nacional para precautelar la seguridad de los ciudadanos bolivianos y evitar más ataques protagonizados por extranjeros, que en los últimos días han estado causando zozobra en algunas ciudades.

El director general de Migración, Marcel Rivas, sostuvo una reunión esta mañana para coordinar estas tareas con el director nacional de la Fuerza Especial de la Lucha contra el Crimen (FELCC), Iván Rojas; el director departamental de la FELCC de La Paz, Juan Luis Cuevas; el jefe del Departamento de Análisis Criminal e Inteligencia (DACI), Juan José Millan; el director nacional de Interpol, Jorge Campos, y el jefe de la Unidad Policial de Control Migratorio (UPCOM), Juan Álvarez.

“Dejen de cometer delitos, porque no van a quedar impunes. Los ciudadanos extranjeros que piensan que van a aprovechar esta situación de emergencia (cuarentena) para cometer acciones delictivas  y ataques a nuestros compatriotas se están equivocando”, advirtió Marcel Rivas.

En esta reunión se acordó efectuar un control a nivel nacional a través de acciones directas y coordinadas con las unidades operativas de la Policía. En ese sentido, se ejecutarán operativos desde mañana para reconocimiento y perfilamiento de ciudadanos extranjeros que estarían cometiendo delitos, atemorizando a vecinos en algunas ciudades del país, principalmente, La Paz, Cochabamba y Santa Cruz.

“Extranjero que cometa un delito y violente la cuarentena en el país será remitido al Ministerio Público y será procesado por atentado a la salud y otros delitos”, sostuvo el Director de Migración a tiempo de advertir que también se activará, dentro de las atribuciones de Migración, la salida obligatoria de estos ciudadanos de acuerdo con la Ley 370 de Migración.

La autoridad aseguró que a partir de ahora la coordinación será total con la Policía Boliviana para salir diariamente a las calles en operativos, con la finalidad de proteger a la población en zonas donde se pretenda arremeter con violencia y en las que se denunciaron a ciudadanos de nacionalidad venezolana, en su mayoría.