marchas_venezuela_afp

 

AFP / agencias – Edición impresa

En Venezuela, partidarios del líder opositor Juan Guaidó se movilizaron ayer para exigir la salida del presidente Nicolás Maduro, quien también congregó a sus seguidores ante supuestos planes para removerlo del Gobierno. 

Con banderas del país y de partidos opositores, cientos de personas se movilizaron desde media mañana hacia la plaza José Martí (este de Caracas), donde Guaidó, reconocido como mandatario encargado por medio centenar de países, pronunciara un discurso.

La jornada fue clave para el liderazgo del jefe parlamentario, quien en los últimos seis meses no logró organizar manifestaciones masivas como las que acompañaron su autoproclamación como presidente en enero.

Aunque llamó a estas protestas en octubre, el ingeniero de 36 años intenta aprovechar los acontecimientos políticos recientes acaecidos en Sudamérica para elevar la presión en la calle, mermada al no poder cumplir su promesa de sacar a Maduro este año “por las buenas o por las malas”.

En un discurso ante miles de personas congregadas al este de Caracas, Guaidó llamó a los opositores a “insistir” con protestas en las calles hasta que las fuerzas policiales y militares le den la espalda al gobernante Nicolás Maduro.

“Tenemos que insistir hasta que el poder de las armas no esté del lado del usurpador, sino del lado de la Constitución”, dijo. 

“Es el factor (el de los militares) que hoy nos falta, es el factor que hoy debe tomar una decisión”, añadió el opositor y señaló que la mayoría de los venezolanos desean un cambio de Gobierno.

Diez meses después de su juramentación, Guaidó no logró quebrar el decisivo apoyo de los militares al gobernante socialista, al que acusa de haberse hecho reelegir “fraudulentamente” en 2018.

“Esta también es su lucha”, insistió la víspera dirigiéndose a la Fuerza Armada, empoderada durante los gobiernos de Maduro y su fallecido antecesor Hugo Chávez (1999-2013).

“La lucha es hasta que cese la usurpación, hasta lograr la transición, hasta que haya elecciones libres”, expresó.

En ese sentido, Guaidó explicó que la oposición acompañará las protestas anunciadas para la próxima semana de varios gremios de empleados públicos y de los estudiantes, acciones para las que pidió el respaldo a todos los opositores.

“Si hoy salimos a la calle y (después) nos quedamos en la casa habremos perdido”, manifestó el líder opositor. 

Simultáneamente, miles de  chavistas vestidos de rojo también se movilizaron en el centro de Caracas en respaldo a Maduro, quien advirtió a la oposición que no tolerará que intente emular el cambio de gobierno realizado en Bolivia, según él con complicidad de EEUU.

Según cadenas internacionales, el presidente caribeño bautizó la marcha a su favor como la gran marcha contra el fascismo y en defensa de la paz.

En su cuenta de Twitter, Maduro compartió un video de la manifestación progubernamental con el mensaje: “Tremenda movilización de nuestro pueblo que se desplegó por las calles de Caracas en una gran demostración de sentimiento patriótico y antiimperialista…”

La economía venezolana se redujo a la mitad desde 2013, mientras la inflación, según el FMI, trepará a 200 mil por ciento este año, una situación que se agrava con sanciones de Washington que incluyen un embargo petrolero. Maduro enfrentó varias oleadas de manifestaciones con saldo de 200 muertos desde 2014.