tanquerta apg

 

Bolivia Digital

Un contingente de militares y policías abrieron paso entre los bloqueos en Senkata para facilitar el paso de cisternas y camiones que transportan gasolina, diésel y gas que será distribuido en los surtidores de La Paz y El Alto.

El ministro de Hidrocarburos, Víctor Zamora, informó que es un importante operativo porque posibilita que ingresen estos combustibles para reabastecer principalmente a sector del transporte público.

“Ya estábamos bastante tiempo sin estos hidrocarburos y necesitábamos normalizar el servicio de transporte”, expresó en contacto con radio Panamericana.

La autoridad dijo que fue un operativo “tranquilo” y sin confrontaciones, aunque mencionó que hubo algunos grupos que intentaron impedir el paso de las cisternas y camiones, lo que obligó a la Policía a utilizar agentes químicos para disuadirlos.

El Ministro señaló que son unas 40 cisternas las que inicialmente se distribuirán a distintas estaciones de servicio de las dos ciudades y anunció que se gestiona la repartición de otro convoy para subsanar esta emergencia.

De acuerdo con varios videos que circulan en redes sociales, se observa a unas seis tanquetas del Ejército y patrullas policiales que resguardan el tránsito de estos motorizados para prevenir cualquier ataque.

Zamora explicó que una vez que lleguen los motorizados a las estaciones de servicio se controlará la venta de los combustibles para que los compradores puedan adquirir cantidades iguales y así favorecer a más personas.

“No sería justo que algunos ciudadanos carguen un montón de gasolina (por ejemplo) y otros se queden con muy poco, por ello vamos a dosificar la venta para tratar de que todos compren en cantidades iguales hasta que podamos normalizar el abastecimiento”, explicó.

La autoridad aclaró a la población que el costo del gas, gasolina y diésel se mantendrán en su precio regular y pidió a la ciudadanía que denuncie cualquier irregularidad en los precios.