Mujeres de diferentes organizaciones sindicales conmemoraron hoy la lucha de Domitila Barrios. (Foto: Jorge Mamani/ Ahora EL PUEBLO)

Ahora EL PUEBLO digital/

En el acto de conmemoración por el natalicio de Domitila Barrios Chungara —7 de mayo de 1937—, la ministra de la Presidencia, María Nela Prada, destacó a la gran mujer minera como una luchadora por la liberación, dignidad, soberanía y contra la discriminación y opresión en las dictaduras militares de René Barrientos Ortuño y Hugo Banzer Suárez.

Esta dirigente sindical nació el 7 de mayo de 1937 en Llallagua, zona minera de Potosí, fue una de las primeras mujeres líderes de los movimientos mineros. En 1963 ingresó al Comité de Amas de Casa de Siglo XX (Potosí), desde allí, junto a otras mineras enfrentó a las fuerzas represivas de las dictaduras. Falleció el 13 de marzo 2012 en Cochabamba.

En el acto, Prada indicó que la mujer es el pilar fundamental de la reconstrucción económica productiva de la patria, sin embargo, a la fecha no se concluyó la lucha por la despatriarcalización, que es un desafío para la construcción de un Estado.

“Ella ofreció su cuerpo a la lucha de los trabajadores porque entendía que era una lucha de unidad, no solo de los hombres mineros, sino de mujeres y hombres, de la clase trabajadora. Ella ofreció su cuerpo y su vida para reivindicar la lucha social, por eso para nosotras es un ejemplo de compromiso de vida y lucha”, afirmó la ministra de Trabajo, Verónica Navia.  

Al recordar a Domitila Barrios, Ninfa Cayo, secretaria de Relaciones de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (Fstmb), rememoró el 24 de junio de 1967 cuando el presidente René Barrientos envió un contingente militar a Catavi-Llallagua “para reprimir a los mineros parapetados contra la explotación y abusos de los grandes empresarios, tras la matanza Domitila fue apresada y torturada por los militares. Estos hechos se conocen como la Masacre de San Juan”.

A su turno, Guadalupe Ticona, dirigente de la Federación de Estudiantes de Secundaria, rescató la trayectoria sindical de Domitila Barrios afirmando que su legado de lucha trasciende generaciones. “Desde niña y luego de joven ha luchado por mejores condiciones laborales, ella y otras mineras, salieron en defensa de sus esposos y por eso mismo rendimos un homenaje”.  

Antecedentes:

En 1977 cuatro esposas mineras iniciaron una huelga de hambre en el arzobispado de La Paz, contra el gobierno de Banzer, pidiendo amnistía para los presos políticos, liberación de los dirigentes mineros, retorno a sus fuentes laborales de los trabajadores retirados por razones político sindicales: Domitila Barrios estuvo allí.

En pocos días la huelga de hambre se extendió por todo el país y en el exterior obligando a Banzer a convocar a elecciones generales.

LinkedIn