min cult

 

Bolivia Digital

Ante las situación crítica que vive el país, la ministra de Culturas, Martha Yujra, llamó esta noche a los bolivianos, en especial al pueblo alteño, a la pacificación, unidad y reconciliación para reconstruir Bolivia.

“Basta de violencia que enluta a las familias bolivianas. La Asamblea Legislativa que preside el Movimiento Al Socialismo (MAS), con participación con sectores sociales y el acompañamiento de la comunidad internacional, están trabajando para convocar a la brevedad posible a nuevas elecciones para pacificar el país”, afirmó en conferencia de prensa.

Lamentó la situación compleja del país como consecuencia del bloqueo de caminos, principalmente en la ciudad de El Alto, que está generando la preocupación y desesperación de las familias.

“No podemos seguir haciendo sufrir a nuestras hermanas y hermanos con la escasez de alimentos, de gas licuado, gasolinas y otros”, agregó según nota de prensa.

Manifestó que las familias están desesperadas porque no pueden preparar su comida por falta de gas licuado de petróleo, carne, verduras y otros artículos.

Dijo que es una penuria ver los mercados vacíos y lo poco que se vende ha subido de precio.

También se refirió al difícil momento que atraviesan los choferes del transporte público porque no pueden trabajar como consecuencia de la falta de hidrocarburos. “No pueden trabajar, es decir, no pueden llevar el pan de cada día a sus hogares, la situación es desesperante”, enfatizó.

Asimismo, dijo que varios negocios de comida se ven obligados a cerrar por escasez de los productos alimenticios y el gas licuado, que les representa muchas pérdidas.

“Es una pena que las caseritas de las comidas en los mercados ya no tiene qué cocinar, ya no pueden trabajar, se ven obligadas a cerrar sus puestos”, agregó.

Criticó que algunos dirigentes seguidores del ex presidente Evo Morales continúen convocando a la violencia por intereses personales y políticos, “sin darse cuenta que están haciendo sufrir a los bolivianos”.

Invocó con mucho respeto y humildad a sus hermanos de la ciudad de El Alto a reflexionar para evitar más dolor y luto. “Trabajemos por reconstruir nuestra querida Bolivia”.