El ministro de Obras Públicas, Iván Arias, en conferencia de prensa. Foto: Diego Valero

Bolivia

La Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel) y Boliviana de Aviación (BoA) están mejor y son de alta competitividad en el mercado, pese a la crisis generada por la pandemia del coronavirus, los conflictos políticos y sociales de octubre y noviembre de 2019, y el estado en que ambas compañías se encontraban en la gestión de gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS), informó ayer el ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Iván Arias.

“BoA y Entel están mejor a pesar de toda la crisis que hemos pasado, que lo que recibimos, son empresas altamente competitivas a pesar de toda la crisis que hemos pasado, momentos difíciles”, dijo la autoridad en rechazo a algunas versiones que afirman que el Gobierno intentó quebrar a las empresas públicas.

Arias calificó de “político” e “infamia” las denuncias sobre el manejo de Entel y BoA en la actual administración estatal.

BoA

En ese marco, indicó que en el caso de la aerolínea estatal, esta ya venía reduciendo sus ingresos desde 2016 en el anterior gobierno, y en 2019 registró una pérdida de $us 28 millones por el incremento de gastos de mantenimiento, compra de repuestos, aumento en los salarios, compra de un avión modelo CRJ declarado con pérdida y sin utilizar.

Asimismo, el patrimonio de BoA también fue en constante descenso de $us 71,8 millones en 2015 a $us 46,9 millones.

Por otra parte, el costo operativo para el vuelo de cada avión aumentó de $us 457 en 2014 a $us 1.034 en 2019, debido al uso de aeronaves viejas, mala administración, entre otros, manifestó Arias.

La llegada de la pandemia al país, que paralizó la actividad aeronáutica en el mundo, se sumó a los conflictos político-sociales de 2019; sin embargo, la aerolínea estatal reanudó sus operaciones de forma gradual desde agosto y hoy opera al 65% de su capacidad.

“En enero de 2020 BoA tenía el 75% del mercado, hoy en septiembre tenemos el 91% del mercado, es decir en vez de bajar hemos aumentado nuestra participación en el mercado”, destacó Arias, quien mencionó que el actual gobierno inyectó Bs 30,6 millones para el pago de sueldos de la empresa aérea, reducción del jet fuel en 58% que le genera un ahorro de $us 300 mil al mes, además del servicio de catering.

Entel

Según el informe de Arias, Entel registró una pérdida de Bs 1.700 millones en la gestión 2006-2018, con sobreprecios en las tarifas, lo que llevó a que el país tenga el peor y más caro servicio de internet, tomando en cuenta que el costo del Gigabyte/segundo en frontera era de $us 3,8 y en Bolivia $us 27.

La telefónica también registró Bs 15 millones de pérdida en la gestión del MAS con el servicio de la Billetera Móvil, además de que el 65% de los telecentros instalados en el país no operan, cuestionó la autoridad.

“Quién quería quebrar Entel; el gobierno actual o los que estaban antes, con malas decisiones gerenciales”, aseveró.

Los datos señalan que se logró identificar el derroche de Bs 57 millones en eventos deportivos que incluye pagos a artistas.

Arias sostuvo que en el gobierno actual se iniciaron procesos en contra del exgerente de Entel, Óscar Coca (del MAS) y Elio Montes (de la presente gestión), por varios presuntos delitos.

La autoridad dijo que hoy el país cuenta con mejor servicio de internet y más barato, además de una empresa con más clientes y mayor presencia en el mercado de las telecomunicaciones.