El ministro en contacto con la Red Uno.

Foto: Ministerio de Obras Públicas

Bolivia Digital

La enfermedad empieza a tomar vidas y el ejemplo que se debe seguir para frenar aquello es el del pueblo de Oruro, que se recluyó en sus hogares para cortar la circulación del COVID-19, afirmó el Ministro de Obras Publicas, Iván Arias Durán, a 12 días sin ningún caso nuevo reportado en la capital folklórica del país.

Hasta hoy se registraron cuatro en el país muertes por la enfermedad y en algunos departamentos la ciudadanía aún no toma conciencia de la gravedad de la pandemia mundial y continúa circulando por las calles o jugando futbol, señaló la autoridad, en entrevista con la televisora Red Uno.

Oruro cumplió 12 días de aislamiento voluntario, con restricción total social y vehicular, y hasta el momento no registró ningún caso nuevo de COVID-19, entrando en silencio epidemiológico, lo cual es un ejemplo positivo para todos.

“La decisión de las autoridades y el apoyo de la ciudadanía deben ser un ejemplo a seguir para el resto del país, porque hasta el momento evitó la circulación del virus”, manifestó.

La autoridad remarcó que hay personas “que se creen Superman o de otro planeta y creen que el virus no les afectará, pero no consideran que podrían convertirse en portadores pasivos de la enfermedad y contagiar a su familia”.

Arias reiteró que los familiares no podrán participar plenamente en el entierro de sus seres queridos como prevención al contagio, tal como se explicó ayer en la localidad de Patacamaya, donde se reportó la muerte de un hombre de la tercera edad.

“Será doloroso para las familias no poder enterrar a sus seres queridos, por ello pedimos que se respete la cuarentena”, añadió.

La autoridad destacó que Patacamaya haya tomado conciencia para asumir el aislamiento total con un acuerdo entre los niveles de los gobiernos central, departamental y municipal y las tareas de control serán coordinadas entre la Policía y las FFAA. 

A una semana de la declaratoria de emergencia sanitaria, se registran detenciones a personas y movilidades que circulan por las calles. Ayer fueron arrestadas 37 personas por incumplimiento a la restricción peatonal y tres vehículos infractores, tanto en el área rural y urbana del departamento de La Paz.