El ministro Arias presenta los insumos destinados al hospital del lugar, donados por la empresa Unilever Foto: Ministerio de Obras Públicas.

Gabriela Ramos/Bolivia Digital

El ministro de Obras Públicas, Iván Arias, advirtió a los pobladores del municipio de Patacamaya que si se registran más casos de coronavirus en la región será culpa de la población, porque no está acatando a cabalidad la cuarentena determinada para contener el brote de la enfermedad.

“Esperamos que Patacamaya tome conciencia, no lo hagan por mí, háganlo por ustedes. ¿No les basta un muerto? En Patacamaya no puede aparecer un caso más, si vuelven a aparecer más casos es culpa de la población”, reflexionó la autoridad durante su visita a ese municipio, donde trasladó insumos para el hospital del lugar.

Al lugar también llegó el viceministro de Transparencia y Lucha Contra la Corrupción, Guido Melgar, que se encargará de hacer seguimiento a la adecuada ejecución de los recursos con que cuenta el municipio para hacer frente al COVID-19.

Arias se reunió con la flamante alcaldesa, Laureana Copa, que asumió el cargo en reemplazo de Tiburcio Choque, el edil que fue enviado a la cárcel por permitir la realización de una fiesta patronal en plena cuarentena, en la que se habrían producido varios contagios de coronavirus. Además, la autoridad suspendida incumplió en la dotación de insumos y equipamiento al hospital del sector.

Arias reclamó que hoy recién se estaba armando la cámara de desinfección, donada a la alcaldía, y observó que las autoridades deben responder a la altura de la emergencia.

De acuerdo al reporte del hospital municipal, en Patacamaya se tienen seis personas con diagnóstico positivo de COVID-19, de las cuales cuatro están internadas y dos permanecen en aislamiento domiciliario. En total, en la región se produjeron ocho casos, de los cuales uno de los pacientes infectados falleció.

Por su parte, Melgar exhortó a la alcaldesa Copa a no escatimar esfuerzos ni recursos para atender la emergencia. “Si tiene que gastar todo su presupuesto en salud, hágalo”, recomendó.

En esta línea, Arias indicó que “se acabaron las canchitas o tinglados” y que debe invertir los fondos ediles en salud. En caso de que el dinero se agote, se recurrirán a los fondos departamentales, aseguró.