El ministro Víctor Hugo Cárdenas visita la planta Aurum. Foto: Ministerio de Educación.

Bolivia Digital

El ministro de Educación, Víctor Hugo Cárdenas, visitó este martes la empresa estatal Aurum, antes denominada Quipus, ubicada en la carretera El Alto-Laja, con la finalidad de conocer de cerca el ensamblado de computadoras y conversar con la compañía el acceso a las computadoras para impulsar la educación virtual en el país.

“Estamos capacitando masivamente a los maestros en cursos virtuales, con grandes empresas mundiales como Microsoft, Google, Cisco y la empresa boliviana TIGO, y para ello necesitamos computadoras y estamos conversando aquí con los técnicos (de Aurum), con sus gerentes, para ver si lo que nosotros necesitamos lo podemos encontrar acá y no hay otra forma que verlo directamente”, aseveró la autoridad.

En marzo de este año, se conoció que la Empresa Pública Quipus, creada el 9 de octubre de 2013, cambió de nombre a empresa estatal Aurum para el desarrollo de tecnología en beneficio de la población boliviana.

En esa línea, Cárdenas destacó la transformación radical de la firma estatal, teniendo en cuenta que, dijo el ministro, que antes era deficitaria, con problemas.

“Esto (Aurum) es una ensambladora moderna, con personal profesional y técnicos bolivianos altamente capacitados (…) los felicito y continúen con este empeño y calidad de trabajo (…) la educación virtual se amplía a todo el país este año y para eso necesitamos docentes capacitados y computadoras modernas que puedan tener el rendimiento para el trabajo y uso de plataformas virtuales”, afirmó.

Por su parte, el gerente de la planta Aurum, Cristian Romero, indicó que la empresa exporta computadoras a Portugal y cuenta con todos los controles de calidad, además de los protocolos de bioseguridad por la pandemia del coronavirus.

“Creemos que el producto que podemos ofertar a nuestro Ministerio de Educación cumple con todas las exigencias de calidad para que también tengan la alternativa de estudiar nuestros jóvenes bolivianos”, mencionó.

Añadió que las computadoras ensambladas están adecuadas para desarrollar clases virtuales, cuentan con las licencias originales de Windows 10, son resistentes a caídas, derrames de líquidos, y sobre todo son versátiles.