Víctor Hugo Cárdenas, ministro de educación.

Bolivia Digital

El ministro de Educación, Víctor Hugo Cárdenas, señaló que en la presente gestión no habrá reprobados en los niveles inicial, primario y secundario; y que en lo que resta del año el Gobierno continuará reforzando y apoyando el sistema educativo en su modernización.

“Este año no habrá reprobación alguna de ningún estudiante en los niveles inicial, primario y secundario; estamos en un contexto difícil, hay una crisis de salud provocada por el coronavirus, hay restricciones en la circulación y en el contexto de inicio de la educación virtual no es admisible hablar de aplazos ni de reprobación de estudiantes. En esta gestión 2020 no tendremos un solo centro educativo clausurado, un solo docente despedido y ni un solo estudiante reprobado o aplazado”, indicó este domingo en conferencia de prensa.

Agregó que este semestre el Gobierno continuará reforzando y apoyando el sistema educativo en su modernización, además se brindará apoyo a todas las familias a fin de implementar la complementariedad tecnológica que ya empezó.

Respecto a la situación de la educación superior, remarcó que las universidades, institutos y normales pasan clases normalmente usando instrumentos de educación virtual y plataformas virtuales.

“Este principio pone a la educación boliviana a la altura de cualquier educación del mundo moderno”, dijo.

Lamentó el fracaso del intento de diálogo entre el Ministerio de Educación y los dirigentes del magisterio urbano y rural debido a que la dirigencia de los maestros no quiso viabilizar las conversaciones. Asimismo, aseveró que la educación boliviana se está modernizando y ratificó que los dirigentes tienen planteamientos no educativos, sino de tipo político y de desestabilización.

“Nada ni nadie va a impedir que los estudiantes reciban las mejores metodologías educativas, herramientas virtuales y la complementariedad de la modalidad presencial cuando frenemos el coronavirus, semipresencial, a distancia y virtual”, apuntó.

La autoridad reiteró la predisposición para reanudar las conversaciones a pesar que la dirigencia del magisterio insiste en la anulación del Decreto Supremo 4260, que reglamenta la educación virtual y la modernización de la educación boliviana, y piden el retorno inmediato a clases presenciales poniendo en riesgo la vida de los estudiantes, docentes y ciudadanía, y la renuncia del ministro.

“Invito a los maestros, profesores y a sus dirigentes de las confederaciones urbana y rural ratificando la disposición de ayer, hoy y siempre a conversar sobre temas educativos como la implementación de la educación virtual, modernización de nuestra educación, capacitación de docentes en el uso de plataformas educativas, actualización de didácticas y metodologías de enseñanza para mejorar el aprendizaje de nuestros estudiantes”, refirió.

Añadió que también se podrá conversar sobre temas sindicales como un posible ascenso automático de categorías.

De igual manera, Cárdenas agradeció a los padres de familia, estudiantes y profesores que con mucho esfuerzo y sacrificio, incluso usando las herramientas Wathsapp y Zomm, trabajaron estos meses para aminorar el perjuicio a los estudiantes en todo el país.

“En un contexto difícil provocado por el coronavirus se han esforzado para sacar adelante la educación, agradecemos el esfuerzo de los padres de familia, por este apoyo a sus hijos y estudiantes, y más a los profesores de todo el país que se han empeñado en este trabajo. Agradecemos a los papás y mamás que han comprado celulares y computadoras para acompañar el trabajo de sus hijos y esto demuestra que en las familias del país existe un cariño para que la educación continúe y sus hijos no se vean perjudicados”, indicó.