El titular de Educación, Víctor Hugo Cárdenas. Foto: Archivo

Bolivia Digital 

El ministro de Educación, Víctor Hugo Cárdenas, aclaró que el personal del Programa de Formación Complementaria para Maestros (Profocom) no fue despedido, sino que sus contratos finalizaron en marzo y estos ya no se ampliaron.

La autoridad aseguró que no se realizan despidos en el magisterio, y que el personal cuyo contrato concluyó será reubicado.

“Se trata del Profocom, que ha sido un absoluto engaño. Clases pasadas los fines de semana para obtener títulos de licenciatura, maestría y doctorado, de manera absolutamente informal, con poca seriedad. Las designaciones de quienes fungieron como docentes en el Profocom tenían una designación vigente hasta diciembre de 2019. Sin embargo, la ministra anterior (Virginia Patty) alargó las designaciones por tres meses más”, aclaró la autoridad, en declaraciones a radio Illimani.

Cárdenas rechazó las amenazas de huelgas debido a esta situación y afirmó que quienes aseguran que se despidió al personal del Profocom le están mintiendo al país.

El titular de la cartera de Educación denunció que los docentes del programa creado en la gestión del Movimiento al Socialismo (MAS) ganaban salarios de más de 10 mil bolivianos y que el trabajo de los últimos meses será sujeto a una evaluación, además de la realización de auditorías, ya que “no se sabe que es lo que han hecho” durante ese tiempo.

Estos docentes habían solicitado la ampliación del Profocom, acción que el Ministerio de Educación descartó atender, ya que se acordó el cierre de programa con las confederaciones de maestros urbanos y rurales.