El ministro de Gobierno, Arturo Murillo. (Foto: ABI).

Bolivia Digital

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, aseguró que los agentes desestabilizadores que fueron contratados por el gobierno del Movimiento al Socialismo (MAS) aún continúan infiltrados en los ministerios.

“El gobierno (del MAS) ha pagado miles de bolivianos para atacar al pueblo y esa gente aún está infiltrada en varios ministerios, en lugares del Gobierno. Luchamos contra los terroristas cibernéticos, delincuentes que tratan de desestabilizar al Gobierno, y eso no es persecución política”, sostuvo.

Señaló que durante los 14 años que duró ese gobierno se contrató a gente que llenó de “basura” las redes sociales y que envenenó a los bolivianos con mentiras, que hasta cobraban salarios de 20 mil bolivianos a pesar de no contar con títulos profesionales.

La autoridad recordó cómo los políticos, empresarios, dirigentes y líderes departamentales contrarios al gobierno de Evo Morales fueron perseguidos durante 14 años, como en el caso del Hotel Las Américas, con una violación a los derechos humanos, al igual que en Porvenir o en Cochabamba.

“En Santa Cruz hubo decenas de perseguidos y encarcelados; hoy los detenidos son los que violan la ley y eso no va a variar. El que no cumpla la ley, el narcotraficante, los malos políticos que envenenan la mente de la gente, serán perseguidos por la ley y la justicia. No voy a permitir que se desestabilice este país”, aseguró.