Se sospecha que algunos pertrechos fueron usados durante las masacres. (Fotos: Jorge Mamani)

Redacción Central /

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, presentó ayer parte del arsenal enviado por la administración del expresidente argentino Mauricio Macri para apoyar el golpe de Estado en 2019, como prueba del contrabando de armas.

Cuando la exsenadora  Jeanine Añez se autoproclamó presidenta (12 de noviembre de 2019), sus aliados políticos extranjeros la colaboraron y en cuestión de horas llegó, desde Argentina, el primer cargamento de material antidisturbios, proyectiles, armas de fuego y personal especializado con el objetivo de contener  las manifestaciones que rechazaban al gobierno golpista.

El 11 de noviembre de 2019, la Agencia Nacional de Materiales Controlados (ANMaC) de Argentina autorizó a la GNA el envío a Bolivia de 10 pistolas semiautomáticas; 2 escopetas de repetición; 5 carabinas automáticas; 2 ametralladoras; 2 fusiles de repetición; 12 chalecos antibalas; 12 cascos balísticos; 2 escudos balísticos; 2 visores nocturnos y 8.820 municiones de distintos calibres, de las cuales 3.600 eran calibre 12-70.

Al día siguiente, se solicitó y autorizó ampliar a 70.000 cartuchos antitumultos y 100 spray de gas pimienta. Esa jornada se amplió la autorización para el envío de 600 granadas de mano antitumulto.

“El descargue con munición y armamento arribó a Bolivia, pero llegaron otras municiones, granadas, proyectiles que no fueron ni solicitadas ni autorizadas por las autoridades correspondientes de turno”, aclaró Del Castillo.

Los efectivos bolivianos recibieron cajas de municiones, proyectiles y granadas sin documentación ni respaldo legal, mientras que otra parte de ese cargamento fue entregada a la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), también sin documentación.

Se investiga el material faltante para establecer dónde está o en qué se usó. “Determinaremos si se usaron en las masacres de Senkata y Sacaba”, manifestó la autoridad.

“Hay dos tipos de materiales que ingresaron, uno legal que fue autorizado por el ITCUP, con nota previa en Cancillería para dar seguridad de la Embajada de Argentina y otro con material antidisturbios no autorizado porque no tiene registro formal, ya que no ha seguido procedimientos en la Ley 400. Sólo para la Policía, de manera irregular, ingresaron cerca de 27.000 cartuchos de perdigón de goma, 28 gases aerosol, 19 gases aerosol, 55 granadas CN, 53 granadas de gas H y 19 granadas de gas CS”, agregó.

El Ministro afirmó que en ese entonces existía un plan continental para reprimir las manifestaciones con material antidisturbios de Argentina y Ecuador, estaba organizado desde el 24 de julio.

GRANADAS DE EEUU

El embajador de Argentina en Bolivia, Ariel Basteiro, aseguró que, entre el material que envió el gobierno de Mauricio Macri a Bolivia durante el golpe de Estado de 2019, había granadas de gases cuyo origen es de Estados Unidos.

“En el lote donde estaba gran parte del arsenal había granadas de gases de Estados Unidos. Lo que no se sabe es si estaban antes o llegaron junto con lo que envió Argentina (13 de noviembre de 2019)”, manifestó a Radio del Plata.

A raíz de este hecho, el diplomático agregó que “se inclinaba” en pensar que los gases estadounidenses “ya estaban en el negocio”.

Según una publicación de Télam, Basteiro calificó como “inexplicable” que Mauricio Macri haya enviado “municiones argentinas y armas de contrabando de manera ilegal a Bolivia”, aunque aclaró que no estaba “extrañado” por la actuación del expresidente.

“Es cierto que me sorprendió cuando encontré la nota y confirmamos que Argentina había enviado armamento en medio del golpe de Estado. Pero si hicieron una triangulación con Estados Unidos, me sorprendería más por lo arriesgado e impune que podría ser una acción como ésta”, remarcó.

PARTICIPACIÓN DE ESTADOS UNIDOS

Conforme avanzan las investigaciones y aparecen evidencias e indicios respecto al golpe de Estado de 2019, se devela que no sólo fue gestado por la derecha boliviana (candidatos presidenciales, cívicos y activistas; entre otros), sino que se trató de un plan en el que intervinieron de manera protagónica países de la región como Argentina y Ecuador, pero sobre todo Estados Unidos.

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, recordó que, el 24 de julio de 2019, el subsecretario adjunto del Departamento de Estado de Estados Unidos para asuntos del Hemisferio Occidental, Kevin O’Reilly, del gobierno de Donald Trump, se reunió con personeros de las embajadas de Perú, Argentina, Brasil, Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea (UE).

“(En esa fecha) empezó a insinuar la posibilidad de un fraude electoral en Bolivia (en las futuras elecciones del 20 de octubre de 2019) antes de la aprobación del calendario electoral. Se adelantó a los hechos y marcó la hoja de ruta en Bolivia y el mundo sobre las elecciones que sucederían en octubre”, dijo en conferencia de prensa.

A la culminación de los comicios, el presidenciable Carlos Mesa se declaró ganador pese a la gran ventaja que le había sacado Evo Morales.

“El 21 de octubre se inician las movilizaciones en el país siguiendo el manual de Estados Unidos sobre un presunto fraude electoral. El 24 de octubre, en el cómputo oficial que había llegado al 99,9% se vislumbra que Morales ganó con una ventaja de 10,56% sobre Mesa. Se presentan los resultados finales y al día siguiente, al 100%, queda demostrado que Evo Morales ganó con 47,07%, y Carlos Mesa fue derrotado con 36,51%. El 26 de octubre, los Comités Cívicos llaman a cercar el Palacio de Gobierno de La Paz, y el 9 de noviembre grupos paramilitares empiezan a quemar las casas de personas afines al Movimiento Al Socialismo (MAS) como de Víctor Borda, César Navarro o la hermana de Evo Morales”, relató.

10/11/2019

Evo Morales renuncia a la presidencia de Bolivia luego de 21 días de movilizaciones en el país.

11/11/2019

El embajador de Argentina en Bolivia, Normando Álvarez, envía una nota a la Cancillería boliviana solicitando una autorización para el ingreso del personal de la agrupación Alacrán con equipamiento.

12/11/2019

Jeanine Añez se autoproclama presidenta de Bolivia de manera inconstitucional.

12/11/2019

El Instituto de Investigaciones Técnico Científicas de la Universidad Policial (ITTCUP) autoriza el pedido argentino para la internación y el porte temporal en Bolivia de armas de fuego, municiones y otro material relacionado al personal del grupo Alacrán.

12/11/2019

A las 05.00 aterrizó un avión de la Fuerza Aérea Argentina con 11 miembros del grupo Alacrán, cajas plásticas y de madera con municiones y otros materiales. A las 07.00, todo se trasladó a la residencia de la República Argentina, y los uniformados argentinos entregaron parte del cargamento a la Policía Boliviana.

13/11/2019

El comandante de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), general Gonzalo Terceros, le envía una nota de agradecimiento a Normando Álvarez por el material que envió el gobierno de Mauricio Macri.

13/11/2019

A las 05.00, por órdenes del general Vladimir Calderón, varios efectivos se trasladan al ex Hotel Radisson a recoger personal diplomático argentino y llevarlo al aeropuerto de El Alto.

14/11/2019

La entonces ministra de Comunicación, Roxana Lizárraga, gestionó con Ecuador, mediante Carlos Sánchez Berzaín, el préstamo a Bolivia de gases lacrimógenos.

15/11/2019/

La represión y la masacre en Sacaba (Cochabamba) dejó al menos 11 personas muertas por proyectiles de armas de fuego y más de 120 heridas. El 19 de noviembre se inicia la represión en Senkata (El Alto), otras 11 personas perdieron la vida y hubo al menos 78 heridos.

16/11/2019

Jeanine Añez y sus ministros aprobaron el Decreto Supremo 4078, que autorizaba a las Fuerzas Armadas al uso de armas de fuego, además los uniformados estaban exentos de responsabilidad penal.

linkedin