El ministro de Obras Públicas, Iván Arias. (Foto: Archivo)

Bolivia Digital

El aislamiento es uno de los mejores remedios para evitar la propagación del coronavirus; sin embargo, el ministro de Obras Públicas, Iván Arias, manifestó que si bien la cuarentena está dando buenos resultados, existen personas que desacatan las medidas y se convierten en potenciales víctimas del virus.

“Hay lugares y focos de infección donde parece que las personas no entienden. Ellos creen que son de un material especial o que cayeron de un planeta y no cumplen las disposiciones, hay indisciplina, no se respeta y estos son los mayores focos de diseminación del virus, por ello es que se amplía la cuarentena para obtener buenos resultados”, fustigó en una entrevista con la Red Uno.

La autoridad pidió a la población continuar 15 días más con la cuarentena con esfuerzo, sacrificio y entrega.

“Entendemos que no se puede pedir sacrificio si no se compensa, por eso es el bono universal, hay muchos que no trabajan, de 18 a 60 años, esta es la compensación al sacrificio, pero deben hacerlo”, exhortó.

Arias insistió en que las medidas demuestran que cuanto mayor es el asilamiento es menor la circulación del virus.

Aseguró que a futuro se harán más pruebas y se evitarán muertes.

“Montero está pagando las consecuencias de su indisciplina; Patacamaya, Oruro perdió el orden y hoy tiene más de 20 casos, hay factores que no se tienen que descuidar”, resaltó.

El ministro también pidió el concurso de todos los municipios del país.

“Hay municipios y gobernaciones que cumplen su rol, vemos a autoridades que trabajan, pero la mayoría tiene pereza; además, esperan que la ayuda venga de arriba cuando tienen recursos”, sostuvo.

Arias reflexionó en sentido de que la gente tiene que darse cuenta de que esta enfermedad mata y que cuando muera, su familia no podrá enterrarlo.

“Mucha gente se cree estar encima de Dios, esos irresponsables provocan la diseminación de esta enfermedad”, sostuvo.