El ministro de Salud, Marcelo Navajas. (Min. de Salud)

Bolivia Digital

El ministro de Salud, Marcelo Navajas, afirmó que en las últimas semanas creció la fortaleza del país para enfrentar el brote del coronavirus y pidió responsabilidad a la población para evitar más contagios.

“Creemos que con todo lo que estamos haciendo estaremos 200% más preparados de lo que estábamos hace dos semanas. Esto es por el esfuerzo que está haciendo el Gobierno en implementar hospitales”, dijo en una entrevista a Fides TV.

A la fecha, Bolivia registró 441 casos positivos de coronavirus y 29 fallecidos, en medio de una cuarentena nacional y estrictas medidas para evitar la propagación del virus.

En las últimas semanas se implementaron varias acciones intersectoriales para fortalecer la vigilancia epidemiológica y los establecimientos de salud con equipamiento especializado, recursos humanos y protocolos de bioseguridad.

Mediante la Estrategia Nacional de Respuesta al COVID-19 se refuerzan las capacidades de diagnóstico, aislamiento, hospitalización y monitoreo de contactos de personas contagiadas con el coronavirus.

“Están en camino 534 respiradores, un número histórico. En Bolivia jamás hubo esa cantidad de unidades de ventilación o de respiración mecánica. Estamos hablando para este tipo de patología, eso no significa que el resto de la población que tiene una enfermedad normal, un accidente (…) o lo que pueda venir no pueda ser tratado en un hospital que no esté equipado con ventiladores”, explicó Navajas.

El Ministro de Salud estableció que las autoridades nacionales no bajarán la intensidad de la campaña de lucha contra el coronavirus, aunque la situación sanitaria vaya a regularizarse, gradualmente, en los próximos meses, indica una nota de prensa.

“Aquí tenemos un enemigo común, que es un virus” y tenemos que estar “más fortalecidos entre bolivianos, más solidarios entre nosotros, más conscientes de que esto nos puede pasar a todos”, enfatizó.

En esa dirección, Navajas pidió ayuda a la población para controlar el brote del coronavirus con la debida atención médica a los pacientes en hospitales y el cuidado de los casos sospechosos en centros de aislamiento.

“Aquí la idea es no crear grupos de ermitaños y grupos que son inmunes al coronavirus, no hay ninguno de los dos. Todos somos humanos, todos nos vamos a contagiar, lo haremos gradualmente. Cuidaremos a nuestros adultos mayores, esperemos la vacuna y no hagamos las cosas en perjuicio de nuestro prójimo, esa sería mi recomendación para todos mis colegas, amigos y ciudadanos”, remarcó.