El titular de Justicia en conferencia de prensa. [Foto: Archivo]

• Roberto Medina Buezo

El ministro de Justicia, Iván Lima, expresó su molestia por una publicación del periódico Página Siete, en la que la jueza Ximena Mendizábal asegura que fue amenazada por el titular de Justicia por otorgarle libertad irrestricta al cabecilla de la Resistencia Juvenil Cochala, Yassir Molina. Además, la operadora de justicia asegura que es víctima de hostigamiento y persecución.

¿En qué momento llegó la primera consecuencia y en qué consistió?, le consulta el periodista Alcides Flores a Mendizábal.

“Primero fue la amenaza del Ministro de Justicia que manifestó que se iban a tomar acciones en mi contra (cinco días después de la amenaza de Iván Lima, la jueza fue suspendida por un mes sin goce de haberes). Luego vinieron una serie de memes atribuyéndome palabras que yo no dije, desprestigiándome. Por ejemplo, se subió una foto de mi persona en un despacho donde está la foto de Evo Morales y supuestamente era de mi persona junto a la mamá de Yassir Molina. Yo no soy esa persona que está en esa foto. A través de  memes me inventaron una lista de procesos que yo no tengo, como un proceso por la Ley 1008 de Sustancias Controladas. No conozco siquiera qué es una sustancia controlada. Además, sacaron una omisión en una declaración jurada de 11 bolivianos”, indica parte de la entrevista del medio paceño.

“Como hombre de derecho, soy respetuoso de las leyes y la verdad como parámetros de conducta y la difusión de esa falsedad me obliga a pedirle una rectificación”, señala el ministro Lima en la carta que le envió a la directora de Página Siete, Isabel Mercado.

Molina fue detenido el 13 de marzo en Quillacollo, Cochabamba, y trasladado a Sucre, donde era investigado por los delitos de organización criminal; tenencia, portación y uso de armas no convencionales; atentados contra bienes públicos; y privación de libertad, entre otros, cometidos la mañana del 6 de octubre de 2020, cuando la RJC cerró las puertas de la Fiscalía General del Estado con artefactos explosivos, atentando contra la infraestructura del edificio patrimonial con acciones violentas.

Cinco días después de otorgarle libertad irrestricta al cabecilla, la jueza Ximena Mendizábal fue suspendida de sus funciones por un mes sin goce de haberes por un proceso disciplinario iniciado en 2015 y no como represalia a su determinación.

La jueza tiene al menos 12 procesos disciplinarios y otros cinco procesos penales por delitos de incumplimiento de deberes, prevaricato, falsedad en declaración jurada de bienes y uso de instrumento falsificado.

 Contraparte

“El mencionado periodista divulga esa acusación sin haber solicitado la contraparte, requisito que Página Siete reconoce en el numeral 2.9 de su Código de Ética”, agrega Iván Lima en la misiva.

Añade: “Es lamentable que un anuncio de cumplimiento de la ley provoque este tipo de difamaciones en un contexto de ataques políticos que buscan victimizar a los autores, cómplices y partícipes de las masacres, corrupción y graves violaciones a los derechos humanos del golpe de Estado”.

Al finalizar, Lima reitera su pedido de rectificación y publicación de la carta, apoyado en los artículos 24, 106 y 107 de la Constitición Política del Estado y el inciso 2.5 del mencionado código ético.

El comunicado de Justicia del 15 de marzo

El Ministerio de Justicia y Transparencia Institucional expresa su profunda preocupación por las consecuencias de la decisión judicial que benefició con libertad irrestricta a Yassir Molina, cabecilla de un grupo irregular que protagonizó graves hechos violentos y perpetró delitos en contra de derechos de la ciudadanía, especialmente en la ciudad de Cochabamba.

Esta cartera de Estado realiza una revisión de las actuaciones de la autoridad jurisdiccional en cuestión y asumirá las acciones que le competen de acuerdo con la Ley.

La administración de justicia debe priorizar en todo momento la preservación de la seguridad y bienestar de la sociedad como bien supremo.

En este caso, el fallo benigno a favor de un sindicado de organizar y participar en grupos armados, pone en riesgo la vida e integridad de sus víctimas.

Yassir Molina está con detención preventiva

En una audiencia de apelación, un Tribunal de Justicia de Chuquisaca revocó las medidas sustitutivas que le dio el juez cautelar séptimo Adonis Torrico a Yassir Molina, en Cochabamba, y determinó su detención preventiva en la cárcel de San Roque en Sucre por seis meses.

linkedin