El ministro de Defensa, Luis Fernando López, se pronuncia a través de las redes sociales e instruye auditoría a su despacho. (Foto: RRSS)

Bolivia Digital

El ministro de Defensa, Luis Fernando López, instruyó este martes la realización de una auditoría a su despacho para identificar posibles hechos de corrupción que fueron denunciados de forma anónima.

La autoridad hizo conocer esa decisión a través de las redes sociales y por esa plataforma envió un mensaje en el que, además, pide a las personas que efectuaron las denuncias presentar las pruebas sobre posibles actos de corrupción.

«A la persona que ha presentado la denuncia le pido que presente pruebas, que presente hechos concretos. Sin embargo, para la tranquilidad de toda la población, he instruido que de inmediato ingrese una auditoría para llegar a las conclusiones que corresponden para llegar a este hecho en específico», dijo López.

El ministro López se encuentra en cuarentena por el COVID-19 desde el 5 de mayo, después de que su esposa diera positivo a la enfermedad. En su mensaje de video sostiene que en el despacho que dirige “no hay cabida para la corrupción” y aseguró que todos los funcionarios prestan servicio y trabajan “para el beneficio de la patria”.

El lunes, un medio de comunicación publicó que fuentes militares atribuyeron la renuncia de dos exviceministros de Defensa a presuntas «irregularidades» que supuestamente se cometieron hace semanas en procesos de compras que no habrían ingresado a los almacenes.