ELr1GR-WoAU4Dgq

 

Bolivia Digital

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, manifestó hoy que el expresidente Evo Morales—refugiado en la república de Argentina—tendrá que ser jefe de campaña “calladito o por watsappito” porque arriesgará su estadía en el vecino país.  

Morales llegó el jueves a Buenos Aires luego de permanecer un mes como asilado político en México. El canciller argentino Felipe Solá señaló que le pidieron al exmandatario el compromiso de no hacer declaraciones políticas durante su estadía en ese país.

“El señor Evo Morales ha sido nombrado jefe de campaña (del MAS-IPSP) pero tendrá que ser jefe de campaña calladito o por watsapito, no puede hacer campaña política desde Argentina. (Aunque) para mí sería bueno que lo haga porque le hace daño al MAS, van a perder votos en vez de ganar”, declaró el Ministro Murillo en conferencia de prensa.

Dijo que el Gobierno boliviano espera que Morales respete las normas porque corre el riesgo de ser expulsado de Argentina debido a que sigue utilizando su cuenta de Twitter para referirse a cuestiones políticas.

 Asimismo aseguró que no existe ningún problema que gente del MAS se reúna con el exmandatario. “Los radicales del MAS han viajado anoche para ver cómo van a organizarse para la campaña, yo no tengo ningún problema pero mientras más haga campaña, más pierde. La gente está decepcionada del señor Morales su ciclo ya pasó, ya acabo es un político acabado ya son 14 años le ha hecho daño al país, ha traicionado a su pueblo ha mandado matar a su pueblo, a que se mueran de hambre, yo creo que eso le ha dolido mucho al corazón de los bolivianos”.

En ese contexto aseguró que el pueblo boliviano debe tener la mayor tranquilidad en el país, al margen de que Morales entre o no al país, porque todo el mundo puede circular mientras no tenga una orden de apremio.  

Recordó que el expresidente tiene denuncias por varios delitos y mientras no haya una orden de aprehensión “nadie lo puede molestar o incomodar, pero si esta orden sale se hará cumplir la ley”.