El Ministro de Salud, en entrevista con el periodista Tuffi Aré. Foto: Captura facebook.

Gabriela Ramos/Bolivia Digital

El ministro de Salud, Marcelo Navajas, explicó que las autoridades de cada municipio definirán si ingresan a la cuarentena dinámica, y que esta decisión debe ser asumida de manera coordinada. La autoridad aseguró que la flexibilización de las medidas de confinamiento debe ser ejecutada de manera lenta para evitar una explosión de casos de coronavirus (COVID-19).

“La decisión la toman los municipios de manera coordinada (…), cada municipio tiene que comunicar si ingresa a cuarentena dinámica o no”, aseguró Navajas, entrevistado por el periodista Tuffi Aré en el programa Asuntos centrales.

De acuerdo con las medidas anunciadas por el Gobierno, a partir del 11 de mayo los municipios con riesgo de contagio medio y moderado pueden ingresar a la cuarentena dinámica, medida que incluye la ampliación de los horarios de atención al público, jornadas laborales, circulación de transporte público y permisos para que ancianos y niños salgan durante una hora por los alrededores de sus viviendas para su esparcimiento.

El Ministerio de Salud presentó ayer una clasificación de riesgo para los 332 municipios de Bolivia: 68 están en la categoría de riesgo alto de contagio, 152 en riesgo medio, mientras que 119 están en riesgo moderado.

Navajas aclaró que la categorización de riesgo alto no necesariamente corresponde a los municipios donde se presentó la mayoría de los casos, sino que también toma en cuenta la cercanía de poblaciones a lugares donde hubo un alto índice de contagios o aquellos donde el índice de letalidad puede ser mayor.

 La autoridad expresó que cada municipio se encargará de comunicar a sus habitantes si flexibiliza las medidas de confinamiento. Aseguró que el Gobierno no aplicará medidas coercitivas en caso de que alguno de los 68 municipios con riesgo alto decida flexibilizar la cuarentena.

Sin embargo, el Gobierno intervendrá en caso de que se registre un pico de contagios en estos lugares. “No queremos retroceder por ningún motivo en lo que hemos logrado”, afirmó

Bolivia permanece en cuarentena total para contener la expansión del COVID-19 desde el 22 de marzo y se prevé que esta medida se mantenga hasta el 31 de mayo.