Pol 10 F2 Archivo

 

Redacción central / ABI – Edición impresa

El ministro de la Presidencia, Jerjes Justiniano, aclaró que el proyecto de ley extraordinaria para reafirmar el ejercicio de los derechos y garantías del pueblo boliviano y que permitirá la pacificación del país no da vía libre a la impunidad ni exime a nadie de sus responsabilidades legales.

“Hay que aclarar y ser absolutamente precisos en eso, hay que ser claros y contundentes, no es una ley de impunidad, no se exime absolutamente a nadie de las responsabilidades civiles, ejecutivas o penales que pudieran tener”, dijo en contacto con los periodistas.

El proyecto fue ampliamente discutido por dirigentes de las organizaciones sociales, ministros de Estado y legisladores durante el diálogo instalado el sábado en el Palacio Quemado, y allí coincidieron en que no debe “existir” en esa norma figura alguna de “impunidad”.

Justiniano reiteró que se consensuó con todos los asistentes que ese proyecto de ley no debe orientarse a brindar impunidad a nadie.

Explicó que el fuero sindical no alcanza a delitos de sedición, terrorismo, organización criminal; por lo tanto, nadie puede ampararse en esa figura para evitar un proceso.

En tanto, el senador del MAS-IPSP Omar Aguilar anunció que el tratamiento de la norma fue suspendido hasta que el Gobierno y los sectores sociales logren un acuerdo y que este sea incluido en el proyecto.