Cruz Beni

 

Redacción central – Edición impresa

El nuevo ministro de Salud, Aníbal Cruz, inspeccionó  hospitales de Trinidad y Montero con la finalidad de levantar un diagnóstico de situación y elaborar proyectos para la nueva gestión gubernamental.  

“Estoy presente viendo todos los hospitales, viendo todo el sistema de salud para que de alguna manera en este corto tiempo podamos reencaminar”, sentenció la autoridad en su visita al hospital Germán Busch de Trinidad, Beni.

El ministro recorrió el fin de semana pasado los establecimientos médicos de Montero, en Santa Cruz, y el Germán Busch, en Beni, y anunció una inspección a otros nosocomios de esa región oriental.

“Se ha creado una comisión que nos dé un diagnóstico para ver dónde están los puntos y hacer factible que, en este corto tiempo, podamos ejecutar”, afirmó la autoridad, luego de reunirse con las autoridades sanitarias de Beni.

 “He hablado con el director (del Germán Busch), con el encargado del Sedes, con todas la autoridades”, manifestó el ministro Cruz Senzano y añadió que su gestión busca elaborar “proyectos para que el próximo gobierno democrático tenga una tarea que cumplir”.

“Acá estamos viendo un hospital que tiene una proyección, pero que sus fondos, sus recursos no han sido ejecutados”, advirtió.

Aníbal Cruz, expresidente del Colegio Médico de Bolivia, fue posesionado el jueves de la semana pasada en la cartera de Salud.

Anunció que entre las medidas que impulsará en su gestión está “encaminar el Sistema Único de Salud”, que entró en vigencia en marzo de este año con un presupuesto adicional a los gastos habituales del área de 230 millones de dólares.

Otra de las tareas que adelantó fue la atención prioritaria a los enfermos con cáncer, quienes el viernes lo visitaron en su despacho.

En esa ocasión, aseguró que pondría a disposición de ellos, a partir del lunes, dos ambulancias para el traslado de los pacientes y dijo que tramitaría ante las empresas de aeronavegación el traslado de estos enfermos desde otras ciudades del país a centros donde pueden recibir tratamiento.

Señaló que los enfermos renales también serán atendidos con prioridad en su “corta gestión”.

Luego, en una entrevista cedida a radio Panamericana, el titular de Salud indicó que convocará al Consejo Nacional de Salud (Conasa) para iniciar el proceso de institucionalización de los cargos médicos en el sector público.  

 “Hemos pedido una reunión inmediata con el Conasa para comenzar a trabajar, que ellos sean parte de una comisión que comience un proceso de institucionalización en este corto período de transición”, comentó en la entrevista.

Tras su visita al hospital Germán Busch en Trinidad, añadió que aguardará el diagnóstico para que el Gobierno ayude a mejorar su situación.

“Lo importante es lo que nos aporten los insumos y necesidades, y a partir de aquello, a través del Ministerio de Salud, encaminar y ejecutar”, dijo a los periodistas.

Remarcó que no fue a esa región a hacer propaganda ni a ofrecer nada, pues lo que intenta es que la salud sea una política pública.