La reunión sostenida entre el Ministro de Hidrocarburos y Cívicos de Tarija. (Foto: Ministerio de Hidrocarbubros)

Freddy Choque/Bolivia Digital

El ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, se reunió con el Comité Cívico de Tarija y la Cámara Departamental de la Construcción, instituciones que demandaban reactivos para las pruebas rápidas del coronavirus y el pago de las planillas retrasadas a empresas constructoras.

En la cita, el ministro y delegado presidencial en Tarija llegó a buen término en la mesa de negociaciones y los sectores movilizados acordaron la suspensión de la huelga de hambre anunciada para esta semana.

Zamora afirmó que solucionaron temas vinculados con la información sobre los laboratorios y la inversión para su funcionamiento, además de la autorización y homologación de estos para realizar las pruebas de COVID-19.

“El tema de salud ha sido aclarado de manera muy explícita por parte de nuestra delegación y, a partir de ello, ellos quedaron tranquilos. Nos queda pendiente un trámite de homologación de este laboratorio que seguramente debe estar en el Ministerio de Salud y que en cualquier momento llegará a Tarija”, refirió la autoridad.

En el tema de resoluciones multiministeriales, anunció que se acordó que el sector cívico entregará recomendaciones aclarativas sobre la redacción de la resolución que establece la reanudación de las actividades principalmente del sector de la construcción.

“Tiene que ver con una normativa que emanó alguna autoridad de seguros vinculada a que el sector de la construcción tiene que hacerse cargo de cualquier caso de COVID-19 y su posterior tratamiento. Creo que es un tema que hay que trabajarlo para evitar la susceptibilidad de que sea solo el sector de la construcción el que se haga cargo de estos temas”.

El Ministro de Hidrocarburos afirmó que fue un espacio de reencuentro con instituciones tarijeñas y que se suspende la huelga de hambre. “Vamos a continuar trabajando para mejorar la relación que tenemos entre instituciones”.

Sostuvo que se garantizan los reactivos para Tarija. Además, se realizarán las gestiones con el Gobernador para efectuar un encuentro con las instituciones para el pago de planillas adeudadas.

Además, Zamora se comprometió con el sector de la construcción a gestionar soluciones sobre las preocupaciones que tiene acerca de la reanudación de su trabajo y las deudas que tiene el Gobierno nacional con las empresas constructoras del departamento de Tarija.

Dijo que esta gestión gubernamental pasa por dos crisis: una crisis de democracia y Estado, y otra crisis de salud, con una transversal electoral muy fuerte.