El exdiputado Tomas Monasterios. (Foto: Radio Fides)

Karem Mendoza G. / Bolivia Digital

El diputado por Unidad Demócrata (UD) Tomás Monasterio afirmó que iniciará procesos penales contra el candidato del Movimiento al Socialismo (MAS), Luis Arce, y el vicepresidente de este partido, Gerardo García, si en 48 horas no instruyen a sus militantes que desistan de las movilizaciones en el país que “atentan” contra la salud de la población.

“Voy a iniciar la solicitud de la revocatoria de las medidas sustitutivas del señor Gerardo García, vicepresidente del MAS. Creo que el señor Luis Arce tiene que responder y dar la cara ante los bolivianos. Yo le doy un plazo de 48 horas. El señor Luis Arce debe instruir a sus estructuras que depongan esta clase de acciones y posturas, en las que vemos claramente un tinte electoral”, aseveró el parlamentario.

Asimismo, Monasterio responsabilizó al MAS por los bloqueos de la carretera en Yapacaní, el botadero de K’ara K’ara, en Cochabamba, y los conflictos en San Julián, Santa Cruz.

También calificó de “criminales” a las personas que transgreden la salud de los ciudadanos durante la cuarentena.

“Es un acto criminal porque hay que tacharlo así. Una persona que atente contra la salud, la seguridad y las familias de este país, obviamente es un criminal y delincuente y tiene que responder ante la justicia. Yo pido mayor rigurosidad a las autoridades”, sentenció.

Al respecto, el diputado masista Édgar Montaño negó que el MAS esté detrás de los conflictos. Señaló que en redes sociales quisieron mostrar a sus candidatos como responsables de las movilizaciones producidas en el país.

“No está el MAS detrás de nada. Simplemente han querido mostrar (…) En las redes sociales que algunos de nuestros dirigentes o candidatos estarían mandando para sublevarse y realizar eventos como el cacerolazo, lo cual es mentira”, apuntó.

En el municipio de Yapacaní ya se cumplieron cinco días de bloqueo de la carretera y aproximadamente 200 camiones se encuentran varados con alimentos. En Cochabamba, el cierre del botadero de K’ara K’ara está a punto de generar un foco de infección por residuos sólidos en la ciudad.