El ministro de Obras Públicas, Édgar Montaño, en conferencia de prensa. (Foto: RRSS)

• Naira C. De la Zerda/

Édgar Montaño, ministro de Obras Públicas, afirmó ayer que estará presente en Santa Cruz celebrando un aniversario más de su grito libertario. Dijo que como cruceño no necesita invitación para disfrutar de los actos conmemorativos. 

“El camba no necesita invitación de los supuestos dueños de Santa Cruz, de quienes se creen dueños del departamento. El cruceño en su fiesta va y baila taquirari. Así que ya me van a ver allá”, comentó la autoridad, sonriendo, durante una conferencia de prensa.

El encuentro con la prensa se desarrolló para que la autoridad brinde información acerca de la deuda de más de Bs 7 millones de esa Gobernación como contraparte para la construcción de carreteras.

Según Montaño, la administración de Fernando Camacho tiene recursos en sus cuentas bancarias. Según datos oficiales, la Gobernación cruceña tiene Bs 354 millones paralizados en el sistema bancario y sin embargo busca un crédito externo.

“Para que los certifiquemos, ellos deben tener documentación respaldatoria de que son capaces de pagar (el crédito), pero no han cumplido esos requisitos. Seguimos esperando (su documentación). Desde el año pasado hemos enviado nota tras nota”, respondió respecto del incumplimiento en los trámites para acceder al crédito externo.

La autoridad aseguró que ésta no es más que una excusa que emplea Camacho para tapar su falta de gestión y de obras.

La ministra de la Presidencia, María Nela Prada, cuestionó el martes la falta de gestión de Camacho.

“El amor al pueblo cruceño, el amor al pueblo boliviano se demuestra con hechos, se demuestra con gestión, no con sus discursitos de machito peleador a los cuales busca tener acostumbrado al pueblo de Santa Cruz”, declaró en conferencia de prensa.

Camacho, junto con el rector de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM), Vicente Cuéllar, impulsa protestas contra el Gobierno para adelantar el Censo. Para el 30 de septiembre está previsto un cabildo en el que se definirán medidas de presión.

Prada aseguró que Camacho “vive de la violencia y de la confrontación” y que “ante su absoluta incapacidad de gestión busca siempre la confrontación entre las bolivianas y bolivianos”.