Las calles de Santa Cruz están expeditas. (Foto: MOPSyV)

Jacqueline Luque / Ahora EL PUEBLO digital /

El ministro de Obras Públicas, Édgar Montaño, hizo una evaluación sobre el paro del gobernador Luis Fernando Camacho, en Santa Cruz, y después de verificar que las vías estaban expeditas calificó la medida como política.

“Se ha quedado en un intento (el paro), Santa Cruz le ha dado la espalda, las organizaciones sociales, estudiantes de la Gabriel René Moreno le han dicho no”, declaró la autoridad.

Montaño explicó que en una medida “desesperada”, el gobernador cruceño mandó a atacar el domicilio del burgomaestre Jhonny Fernández.

“Mandó matones a la casa del alcalde Jhonny Fernández (…) nos vamos a querellar contra estos señores, no está bien que en democracia atenten contra familias y viviendas de las personas que no pensamos igual que el Gobernador”, aseveró Montaño.

El ministro dio a conocer su apoyo a las juntas vecinales y a la ciudadanía en general para que puedan llevar el pan de cada día a casa.