El ministro Montaño citó textualmente las normas que no frenan la construcción de la carretera. (Foto: MOPSyV)

Ahora El Pueblo digital /

El ministro de Obras Públicas, Édgar Montaño, explicó que uno de los artículos de la Ley 208, que fue aprobada durante el golpe de Estado, sí permite construcciones y obras de infraestructura en el sector Güendá – Urubó. En este sentido, cuestionó que Creemos rechace la carretera Buena Vista – Las Cruces, siendo que el Gobierno ya tiene los recursos garantizados para su ejecución.

“El señor Camacho odia los campesinos por eso pone trabas (…) y, por su tozudez, flojera y desconocimiento de sus directores es que toman esta obra políticamente y no quieren firmar el convenio intergubernativo”, dijo Montaño desde Santa Cruz, según cita un boletín de prensa de Ministerio de Obras Públicas.

El martes, pobladores marcharon hasta la Gobernación pidiendo la abrogación de la Ley 208, elaborada por la Asamblea Legislativa Departamental, porque frena la construcción de la carretera en beneficio del departamento, en especial de los campesinos.

El ministro afirmó que la protesta de pobladores es una respuesta a la ineficiencia de Luis Fernando Camacho para hacer gestión.

Montaño citó textualmente el artículo 10 de esa norma que señala que “todas las obras, actividades públicas o privadas con carácter previo a su inversión deben de contar con el procedimiento de evaluación de impacto ambiental”. En el inciso 2 se detalla que “en casos excepcionales y previa declaración de interés departamental o nacional, mediante Ley expresa, se podrá permitir el aprovechamiento de recursos minerales o energéticos, o el desarrollo de obras de infraestructura en el Área de Conservación del Patrimonio “Guendá – 4 Urubó”.

“En otras palabras le está diciendo que sí se puede construir”, ratificó Montaño.

En una anterior oportunidad, el Ministro hizo notar que la Gobernación cruceña otorga licencias a los urbanizadores en el mismo sector donde rechaza la construcción de la carretera.

“A los hermanos campesinos que producen para el consumo de la urbe cruceña, les dicen no, pero para urbanizar autorizan. Esa es la doble cara de la Gobernación. ¿Por qué son tan sinvergüenzas?”.

“Por culpa del gobernador Camacho es que estamos en riesgo de perder más de 212 millones de dólares para la carretera. Son más de 80 km que ayudará a Santa Cruz a descongestionar el tráfico vehicular”, finalizó.