La segunda ciudad de Santa Cruz registró uno de los crecimientos más importantes de casos de COVID-19 durante el pasado fin de semana. (Foto: RRSS).

Reynaldo González / Bolivia Digital

El alcalde del municipio cruceño de Montero, Miguel Ángel Hurtado, informó este lunes que 19 personas que dieron positivo al test de coronavirus serán aisladas para evitar contagios.

Según explicó a Bolivia TV, otra de las medidas para frenar la propagación de la enfermedad en la capital agroindustrial del departamento de Santa Cruz será la desinfección total de mercados y centros de abasto.  

La decisión fue asumida este lunes tras la reunión de esta autoridad con representantes del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Santa Cruz.

“De los 18 casos positivos de coronavirus en Montero, muchos no tienen sintomatología, no tienen fiebre, no tienen dolores, no tienen prácticamente nada, por lo que al sentirse bien quieren salir y tener contacto con otras personas (…). Por eso, hemos tomado la determinación de que a ellos se les va a tener en un régimen de aislamiento”, indicó la autoridad edil.

Asimismo, el burgomaestre sostuvo que este martes los tres mercados de la urbe serán cerrados con el fin de realizar labores de limpieza, debido a que hay tres comerciantes que dieron positivo.

La segunda ciudad de Santa Cruz registró uno de los crecimientos más importantes de casos de COVID-19 durante el pasado fin de semana. Comerciantes de alimentos y un soldado del Regimiento Ranger fueron afectados por este mal.

La urbe, habitada por 109.518 personas, no cuenta con centros médicos ni equipamiento para hacer frente a un brote mayor de la pandemia.

Ante la delicada situación, el secretario departamental de Salud de Santa Cruz, Óscar Urenda, señaló que los casos confirmados serán trasladados a la capital cruceña hasta que se habilite un área de aislamiento en un hospital de tercer nivel con capacidad para 200 camas, cuya apertura está prevista para mediados de mes. 

Asimismo, Urenda manifestó que se analiza el aislamiento pleno de la ciudad de Montero, incluido el corte del transporte terrestre y ferroviario.   

“Hablamos de un turbión epidemiológico, el turbión llegará a Montero, que se ha vuelto un lugar de riesgo”, declaró a Bolivia TV.

Según denunciaron en pasados días autoridades locales y nacionales, esa ciudad —ubicada a 50 kilómetros de Santa Cruz de la Sierra— registró elevados índices de incumplimiento de la cuarentena total dictada por el Gobierno el 25 de marzo.

Al respecto, la ministra de Medio ambiente y delegada presidencial para Santa Cruz, María Elva Pinkert, lamentó la indisciplina de la ciudadanía montereña. “No hubo la seriedad del caso en el acatamiento de la cuarentena, no la tomaron en serio y estas son las consecuencias”, declaró.