Bolivia Digital – Edición impresa

El Ministerio de Economía informó que la calificadora de riesgo Moody’s Investors Service mantiene la calificación de Bolivia de Ba3, a pesar de un contexto internacional adverso y de la disminución de precios de materias primas.

En un boletín de prensa, dicha cartera estatal señaló que el último reporte de Moody’s de octubre de 2018 reconocía que el perfil crediticio de Bolivia (estable Ba3) estaba respaldado por un gran espacio de reservas y políticas externas que, aunque disminuyeron lentamente, permitieron a las autoridades suavizar el impacto de la fuerte caída de los precios del petróleo, y que los amortiguadores externos y el crecimiento económico seguían siendo fuertes y superiores a los de sus pares con calificaciones similares.

Las agencias de calificación de riesgo como Moody’s realizan investigación financiera internacional y análisis de entidades comerciales y gubernamentales. Al igual que S&P y Fitch, Moody´s califica la solvencia de los prestatarios mediante una escala de calificaciones que valoran el riesgo de impago del emisor, es decir, informan del riesgo que supone invertir en un producto financiero determinado (letras del tesoro, bonos, acciones, etc).

La calificación de crédito, credit rating o simplemente rating, es la capacidad que tiene una entidad para pagar su deuda (creditworthiness) y el riesgo que conlleva invertir en ella.