Anoche se reunieron distintas autoridades para coordinar los controles. (Foto.: Alcaldía cruceña).

Bolivia Digital

El municipio cruceño comienza hoy otra semana con riesgo alto, por lo que se mantiene en cuarentena estricta, es decir que la circulación se limita a solo las actividades relacionadas con la salud y el comercio de alimentos.

La alcaldesa interina, Angélica Sosa, señaló que se sancionará a quienes circulen sin cumplir las medidas de bioseguridad o que habiliten negocios por encima de la cuarentena y de las licencias de funcionamiento municipales. «No es posible que mientras trabajamos para ordenar la ciudad y salvar vidas, otros pongan en riesgo la de todos», sostuvo.

A finales de la semana anterior se anularon todos los permisos de circulación entregados por la Alcaldía cruceña, luego de que se denunció la venta de estos por parte de un funcionario que ahora es investigado por la Fiscalía. Los permisos deben ser tramitados nuevamente en el Ministerio de Gobierno.

Sosa especificó que se reforzarán los controles para la entrega de alimentos con el fin de que se cumplan los requisitos de bioseguridad y evitar la expansión del coronavirus. Hace dos semanas que estas empresas, pese a la cuarentena, volvieron a circular con el objetivo de reactivar la economía en el país.

Otro de los cambios fijados para esta jornada es la habilitación de 47 mercados municipales minoristas en reemplazo de los mercados móviles. En los comercios habilitados igual deben cumplir el distanciamiento social, uso obligatorio de barbijo y lavado frecuente de manos. Cada distrito municipal tiene habilitado entre dos y cuatro mercados.

El capitán Marco Justiniano detalló que habrá controles móviles y fijos en distintas zonas de la ciudad para velar por la salud de la población.
«Como podemos ver, nos disparamos en lo que son los enfermos por coronavirus. Tenemos que tomar conciencia en lo que podemos contagiar, este virus ya no se transmite de persona a persona, está en los objetos, está en todos los lados», remarcó.