A quienes cometan infracciones graves se les inmovilizará los motorizados hasta las 18.00 y se decomisará ambas placas de circulación, debiendo ser devueltas al día hábil siguiente de registrado el hecho. (Foto: GAMLP)

ABI

El Municipio de La Paz ratificó que los choferes del transporte público de La Paz que infrinjan las normas ediles durante la época de la pandemia serán sancionados con Bs 2.000, en caso que cometan faltas gravísimas.

«En el caso de infracciones gravísimas, corresponderá la sanción pecuniaria de Bs.2.000 y la retención del vehículo motorizado. La aplicación de la sanción a infracciones gravísimas estará a cargo de la Policía Boliviana», establece el artículo 11 de la ley municipal, según un comunicado del Concejo Municipal paceño.

La Ley Municipal de regulación del servicio público de transporte y motorizados en la cuarentena por la emergencia sanitaria, aprobada el 20 de mayo, establece los protocolos de bioseguridad para el funcionamiento del transporte público entre ellos la reducción de la cantidad de asientos disponibles por tipo de vehículo, la desinfección de los vehículos en paradas intermedias, la prohibición del viaje de pasajeros parados, entre otros aspectos.

La norma señala como infracciones gravísimas el incumplir horarios de operación (de 06.00 a 18.00), incumplir con la restricción vehicular de acuerdo al número de placa, retirar las placas de circulación con el fin de evadir los controles.
La no implementación de separación física del conductor con los usuarios para la prestación del servicio público, conforme los criterios técnicos establecidos en el protocolo; y exceder la capacidad de los ocupantes según los protocolos, son también faltas gravísimas según la ley.

A quienes cometan infracciones graves se les inmovilizará los motorizados hasta las 18.00 y se decomisará ambas placas de circulación, debiendo ser devueltas al día hábil siguiente de registrado el hecho.