El ministro de Gobierno, Arturo Murillo.

Bolivia Digital

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, indicó en conferencia de prensa que llama la atención que hace varios días se desconoce el paradero del fiscal general del Estado, Juan Lanchipa, situación que generó preocupación para el Gobierno porque la principal autoridad del Ministerio Público no informó sobre el trabajo que realiza en esta etapa de la cuarentena total.

“Si no tiene valor para seguir en su puesto y hacer su trabajo renuncie y váyase a su casa, aquí estamos los bolivianos para defender al pueblo de Bolivia, no para meternos debajo de un escritorio cuando alguien nos amenaza. En este momento tan difícil en la historia de Bolivia no hay espacio para cobardes”, señaló.

Aseguró que hace días busca a Lanchipa y que está preocupado por su salud, aunque no descartó que esté oculto.

“No sabemos si está oculto o enfermo, hace tiempo ha desaparecido, se lo llama y no contesta; el Fiscal General debe estar al frente de lo que pasa en el país, dar la cara y decir qué está haciendo en este momento tan difícil para la salud de millones de bolivianos. Si está enfermo que muestre certificados médicos, y si no está, ¿por qué se oculta?, ni siquiera contesta las llamadas telefónicas de las autoridades y me preocupa mucho esa actitud”, aseveró.

Dejó en claro que cuando Lanchipa hizo bien su trabajo lo felicitó públicamente, pero hoy lo recrimina también ante la sociedad porque “no ha dado la cara desde que lo amenazaron los del Movimiento al Socialismo (MAS)”.

“Me preocupa mucho que la primera autoridad que debe estar a cargo de las investigaciones se haya perdido”, añadió Murillo.