SEGX-F1-ARTURO - JORGE MAMANI

 

Redacción central – Edición impresa

Información de Inteligencia identificó un grupo criminal que pretendía atentar contra la vida de la presidenta Jeanine Áñez, por ese motivo se evitó que viaje a Beni para participar de los actos en homenaje a los 177 años de creación.

“Hemos identificado un grupo criminal que quiere atentar contra la Presidenta, por eso hoy (lunes) hemos tenido que parar su viaje a su tierra natal. Ha sido muy difícil poder convencerla de que no vaya al Beni porque está en peligro su vida y este es un tema de seguridad de Estado. He tenido que poner mi cargo a disposición si ella no dejaba que cuidemos su integridad”, informó ayer el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, en conferencia de prensa realizada en el Palacio Quemado.

Destacó la predisposición que tuvo la Mandataria para modificar su agenda y cancelar el viaje a Beni, ya que su vida corría peligro.

“Ha entendido y se ha quedado. Estamos tras este grupo criminal y no vamos a permitir que se siga atentando contra los bolivianos, vamos a denunciar al mundo lo que se está haciendo”, remarcó.

Agregó que entre la gente que conforma dicha organización criminal se evidenció la presencia de ciudadanos venezolanos, cubanos, colombianos y otras personas que tienen vínculos con el narcotráfico.

“Hemos cruzado cuatro sistemas de información de Inteligencia: del Ejército, de la Policía, privada que trabaja conmigo y de la zona; y la recomendación era que no viaje la Presidenta porque había gente que quería atentar contra su vida”, manifestó.

Murillo evitó dar mayores detalles, por ahora, sobre la organización criminal debido a que se trata de seguridad del Estado.

“No puedo garantizar la seguridad de la Presidenta informando, pero vamos a dar detalles cuando acabemos los operativos”, afirmó.

Bloqueos en varios sectores

Respecto a los bloqueos, movilizaciones y otras protestas que se registran en diversas regiones del país, en su mayoría por afines al Movimiento Al Socialismo (MAS), el titular de Gobierno les pidió que no se dejen engañar ya que no hay una demanda concreta.

“A los hermanos campesinos les pido que no se dejen utilizar, los están utilizando con mentiras, los tienen botados en las carreteras solo para tratar que una organización criminal que tiene nexos con el narcotráfico se apodere de Bolivia. Quieren hacer una Venezuela de Bolivia y Bolivia les dijo no, no se rindió, no tuvo miedo”, expresó.

Situación en Cochabamba

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) totalizó desde el 20 de octubre hasta el sábado “por lo menos 23 fallecidos”; por ello, el Gobierno pidió a la Fiscalía General del Estado que se active un grupo de fiscales especiales, principalmente en Cochabamba, para aprehender a quienes causaron las muertes, sobre todo de quienes emplearon armas de fuego.

“Se ha demostrado que la mayoría de los muertos son con tiro en la nuca. Se trata de narcotraficantes que están matando a los que dicen sus hermanos para seguir haciendo narcotráfico y esto no quiere Bolivia”, dijo.

Los fiscales iniciarán de inmediato las pericias para dar con los autores de dichos crímenes, sean imputados y cumplan con la condena por esas muertes.

Murillo reiteró que se avanzará de la mejor manera para garantizar la seguridad del Estado.