El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, aseguró este miércoles que entre el 90 al 97 por ciento de los cultivos de coca del Chapare, Cochabamba, son destinados al mercado negro del narcotráfico. (Foto: ABI)

Bolivia Digital

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, aseguró este miércoles que entre el 90 al 97 por ciento de los cultivos de coca del Chapare, Cochabamba, son destinados al mercado negro del narcotráfico.

“La política de incentivos del Gobierno del señor (Evo) Morales con las organizaciones internacionales de traficantes y con los productores de hoja de coca de Bolivia desvían dicha producción a lo ilícito. Se tiene información, por boca de los mismo cocaleros, y algunos estudios de la zona del Chapare, hablando del cultivo de coca, que entre el 90 al 97% es la desviación de coca que se hace a los mercados negros”, aseguró.

Según el décimo séptimo informe de Monitoreo de Cultivos de Coca gestión 2019, presentado este miércoles, establece que la superficie cultivada se incrementó en 2.400 hectáreas, de 23.100 hectáreas que se registró en 2018 a 25.500 hectáreas en 2019.

Agregó que los datos de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), no son validados por el Gobierno de la presidenta Jeanine Áñez, porque no se realizó ningún seguimiento, además no se está de acuerdo con el manejo de la política antidroga de la pasada gestión gubernamental.

“Nosotros mantenemos y demostramos que estos los últimos 14 años el narcotráfico en Bolivia invadió una vez más las estructuras del Estado en todos sus niveles a través del largo periodo de aparente bonanza económica y relativa armonía en las zonas productora de coca; por supuesto, esto porque los mayores productores de narcotráfico de cocaína estaban siendo beneficiados, por ello la armonía”, sostuvo.

El informe de Monitoreo de Cultivos de Coca gestión 2019 elaborado por la UNODC, indica que en el Trópico de Cochabamba, provincia Carrasco, se registró un incremento de 720 hectáreas de cultivos de coca, llegando a un total de 3.842 hectáreas de cultivos en 2019. Los cultivos de la hoja en la región cochabambina se incrementaron en un 13 por ciento, en comparación a 2018, pues alcanzó las 8.769 hectáreas en 2019.