AMurillo

 

ABI / Bolivia Digital

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, lamentó la noche de hoy el deceso del sargento primero, Juan José Alcón Parra, quien fue herido en la toma y quema del Comando Regional de la Policía El Alto, el 11 de noviembre.

«El Ministerio de Gobierno se adhiere al profundo dolor que ha enlutado al pueblo boliviano», dijo en breve contacto con los periodistas.

Murillo manifestó que el extinto policía es «un valeroso miembro de la Policía Boliviana».

«Oramos por una pronta pacificación de nuestro país», dijo el titular de Gobierno.

En la toma, asalto y quema del Comando Regional de El Alto el sargento fue interceptado por una turba de personas que le propinó una «descomunal» golpiza con piedras, palos y objetos contundentes.

Según el diagnóstico médico, el policía sufrió el lunes por la tarde una muerte súbita causada por un paro cardio respiratorio.